FEDERALISMO: IDEAS PRINCIPALES QUE DEFIENDE EL PSOE.

septiembre 15, 2013

 El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba ha reclamado hoy una reforma federal de la Constitución para acabar con lo que ha calificado de “una crisis territorial en toda regla”. El líder del PSOE contentaba así a los socialistas catalanes en su fiesta anual, La fiesta de la rosa, pero con matices, porque no ha concretado de su propuesta más de lo que PSOE y PSC acordaron en julio en Granada.

Minutos antes de su intervención, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, se ha dirigido a Rubalcaba con una petición expresa: “Cuando los gobiernos no actúan”, ha dicho “la oposición tiene que tomar las riendas, te pido que intensifiques los contactos con los partidos en España y en Cataluña para resolver el conflicto”.

Tras el éxito de la Via Catalana, con 400.000 catalanes reclamando un referéndum sobre la independencia, Navarro emplazó a los dos grandes partidos españoles a negociar “un nuevo estatus” y una nueva financiación para Cataluña. Rubalcaba, por su parte, manifestó que había que escuchar a quienes se manifestaron y adelantó que en Gavà defendería una “reforma constitucional meditada y consensuada”.

 

Respuesta al pulso catalán.La España federal que defiende el PSOE como respuesta al desafío independentista catalán obligaría a reformar la Constitución para introducir mejoras en el autogobierno de las autonomías.

Hechos diferenciales, derecho civil, lengua y cultura. A los hechos diferenciales ya recogidos en la Constitución los socialistas proponen añadir uno reconociendo expresamente “los derechos históricos que el Estatuto catalán recoge en su artículo 5”, que son el derecho civil, la lengua, la cultura y la proyección de estos en el ámbito educativo.

Una nueva Cámara Territorial en lugar del Senado. Los socialistas plantean sustituir el actual Senado por una Cámara territorial cuyos miembros no sean elegidos por los ciudadanos directamente sino designados o bien por los Gobiernos autónomos o por los parlamentos autónomos o, aún está por definir, algún tipo de votación en urna. La aprobación de leyes con “alto contenido de relevancia autonómica”, que son la inmensa mayoría, requeriría el “asentimiento inexcusable” de esa Cámara.

Financiación. El PSOE asume como “aconsejable” el concepto de “ordinalidad”, aunque no lo incluye entre los “principios” de la financiación autonómica y lo limita a la interpretación del Constitucional: que la aportación de las comunidades más ricas a la solidaridad no las deje en peor lugar en renta que a las que reciben la aportación.

Justicia. “Con carácter general”, los procesos judiciales deberán culminar en los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos, no en el Supremo. Y propone una “cierta territorialización” del Consejo del Poder Judicial, pero no en cuanto a sus funciones fundamentales.


“MADRID PIERDE, EL PRÍNCIPE GANA”, por Antoni Gutiérrez-Rubí.

septiembre 8, 2013

.Sin duda, la intervención del Príncipe de Asturias ha sido una pieza memorable y destacable, aunque no haya podido ser decisiva. Si se ha perdido, no ha sido por él. Su profesionalidad en el discurso final ha demostrado que España tiene en su figura una apuesta de futuro fundamental. Estas son las claves de análisis.

Lenguas. El Príncipe ha hablado en francés e inglés (los idiomas olímpicos) y, evidentemente, en español para remarcar su valor vehicular de lengua común entre los pueblos latinoamericanos con una amable y simpática mención a Argentina.

.Comunicación no verbal. Su rostro ha expresado sentimientos, convicciones, recuerdos y deseos. El acompañamiento gestual y corporal, así como el movimiento de manos, ha sido ensayado con eficacia y solvencia.

Escenario. En todo momento, sabía a quién hablaba y dónde estaban las cámaras. Su orientación y alineación de la cabeza estaban siempre en coherencia, buscando la comunicación visual con cada grupo de destinatarios.

Storytellling. Un texto bien construido, con un recorrido sólido como deportista, padre y Príncipe. Su trayectoria como compromiso y como crédito. Los argumentos finales bien expresados, simple y claramente.

Complicidad. Constante. Con los compañeros de la candidatura, con los miembros del COI y con los espectadores. Las referencias a Pau Gasol y a la Alcaldesa (sin citarla) como representante de la ciudadanía madrileña han estado en su punto y han sido oportunas.

Grecia. La referencia a su madre (no ha citado al Rey) y su influencia griega −de herencia la ha cualificado− ha sido destacable y sorprendente. Con varias lecturas posibles. Y un puente natural para hablar de los clásicos: Aristóteles, Platón y Sócrates.

Hijos e hijas. La alusión a los futuros hijos de Pau Gasol (sobre lo que bromeó el deportista) y la relación con sus hijas… (jugarán juntos, harán deporte juntos, tienen un futuro compartido) es especialmente significativa en un momento de tensión territorial como la que vivimos en las relaciones Catalunya-España.

Pasión. «Con todo mi corazón» ha dicho, y así lo ha transmitido y mostrado. El Príncipe más encantador y atractivo (impecable vestuario y corte de pelo) ha estado atento, simpático y afectuoso. Ha roto con la imagen de frialdad que a veces transmite por exceso de rigor, control o tensión.

Estrategia: «Los beneficios del deporte se miden en generaciones, no en dólares» dijo el Príncipe. Sorprende que la candidatura haya puesto tanto empeño en lo económico −y los posibles brotes verdes del momento actual− y en la materialización de las obras olímpicas. Quizá un mejor enfoque a lo que podemos aportar al mundo (más que lo que podemos recibir del olimpismo) hubiera sido clave y decisivo. Siete años son muchos… y los miembros del COI piensan en el futuro, no el presente.

Equipo. Si el Príncipe ha estado a la altura… no creo que se pueda decir, honestamente, que lo hayan estado los demás. La calidad de oratoria y de discurso de Mariano Rajoy, por ejemplo, era mejorable, como mínimo. Estas presentaciones tienen un efecto coral. Y tener un buen final puede no ser suficiente, si no tienes un buen inicio. Ser simpático puede no bastar, y hacer lo que se puede y no lo que se debe, tampoco.

Balance. Madrid ha perdido, pero el Príncipe ha dado un paso muy sólido hacia el futuro. Por actitud, disponibilidad y solvencia. Madrid no sé si tendrá otra oportunidad… pero el Príncipe reclama la suya.

CITA. EL PAÍS. O8-09-2013.


“ESTO ES UN JUEGO POLÍTICO DE ALTO NIVEL QUE NO SABEMOS JUGAR”. Por Carlos E. Cué.

septiembre 8, 2013

 

  “Esto es política, ya nos hemos presentado tres veces y lo sabemos. No tiene nada que ver con la calidad de tu candidatura. Y ya sabemos que la política española no está en su mejor momento”. El resumen de uno de los miembros de la delegación, desolado tras la derrota, se repetía en otros, incluso los de mayor nivel. “Esto es política”, era la frase más repetida, incluso el entorno de la familia real. “Este es un juego político de alto nivel, con intereses internacionales, con dinero, con equilibrios. No siempre limpio. Y está claro que a eso nosotros no sabemos jugar bien”, resumía uno de los políticos desplazados hasta Buenos Aires.

“Está claro que no tenemos fuerza política y económica para enfrentarnos a un coloso como Japón”, resumía otro político.En el entorno del presidente del Gobierno ya se había instalado un gran pesimismo en las últimas semanas, sobre todo por la confirmación de que Madrid no tenía el apoyo de los teóricos socios europeos porque varios de ellos aspiran a presentar su candidatura en 2024, y unos Juegos en España eliminaban esa posibilidad. Pero nunca se pensó en caer en primera ronda.

La derrota es un varapalo no solo para Madrid y la propia candidatura sino también para la política española, para el Gobierno e incluso para el Príncipe Felipe, que se había volcado en su primera gran operación política de altura, la batalla por los Juegos. Así lo admitían en los pasillos miembros de la delegación del más alto nivel entre caras de desolación y lágrimas de los deportistas y voluntarios más jóvenes. Fue Don Felipe quien asumió la dura tarea de dar la cara después de la derrota y compareció visiblemente decepcionado en la misma sala en la que poco antes había hablado Rajoy para asumir el golpe.

 

Al presidente le preguntaron si habrá un cuarto intento de Madrid. “No está decidido ni me corresponde a mí decidirlo”, esquivó. Rajoy aseguró que esta derrota no tendrá consecuencias políticas para la alcaldesa de Madrid, por ejemplo, “como no lo tuvieron las derrotadas de 2005 y 2009”. Rajoy tampoco cree que este varapalo suponga un revés para el ánimo del país. “Los españoles han demostrado que tienen capacidad de superación y que se crecen frente a los retos difíciles”, contestó.

Don Felipe asumió que el resultado supone una “decepción” porque antes se había generado una “grandísima ilusión que no ha podido llegar a buen puerto”. Don Felipe trató de ver el lado positivo en medio de la desolación. “Un proyecto de esta envergadura ha unido a los españoles y esa es una gran herencia una lección que procuraremos mantener bien fuerte”.

En un contexto de profunda crisis de la política española, de pésima valoración del presidente del Gobierno y de caída en las encuestas de la monarquía, la alta política española se había tomado este tercer intento de Madrid como un posible salvavidas para darle la vuelta al ambiente político, social y económico en España. Fuentes del equipo económico de Rajoy señalaban que unos Juegos no suponen un gran ingreso real, un gran movimiento de capitales, entre otras cosas porque el 80% del trabajo ya estaba hecho. Sin embargo, sí creían que podrían cambiar el ambiente social y político. Y eso sí tiene consecuencias sobre la economía. “Estábamos necesitados de buenas noticias, llevamos demasiado tiempo sin tener ninguna”, insistían en el equipo de Rajoy.

El presidente y el Gobierno llevan semanas empeñados en dar la vuelta al ambiente pesimista que se respira por todas partes en España. El propio Ejecutivo admite que fue un error poner las cosas tan negras como hizo en abril, cuando anunció las perspectivas económicas. Ese intento de Rajoy se vio en su discurso en la candidatura, como es habitual en él todo en castellano —sigue inseguro en el inglés— y leído en papel de principio a fin. “España lidera el crecimiento de las exportaciones de la zona euro. Nuestra recuperación se produce con un histórico superávit por cuenta corriente. El año pasado tuvimos 58 millones de turistas y vamos a superarlo este año”, resumió.

 

Antes de conocer la derrota, el presidente había dejado claro ese interés político de una decisión así: “Los Juegos serían una muy buena noticia para los españoles, que han pasado momentos muy difíciles y que ahora ven la luz al final del túnel”. El fracaso y más en primera ronda es por tanto un varapalo notable que evita que Rajoy pueda tener una tregua en el ambiente político más tenso de la legislatura, con el caso Bárcenas en primer plano.

Pero casi más importante era esta cita para la Casa del Rey y para el Príncipe Felipe, que por primera vez sustituía a su padre en una cita tan relevante. Y a falta de Rajoy, que llegó a última hora a Buenos Aires porque tenía que estar en el G20, fue él quien hizo el trabajo de lobby para convencer a los delegados de que voten a Madrid. Don Felipe, mucho mejor valorado que su padre en las encuestas y con necesidad de huir del deterioro de imagen que supone el caso Urdangarin para la monarquía, demostró su capacidad política con los delegados y exhibió su dominio de los idiomas y de la escena en la presentación. Pero nada fue suficiente. La derrota pesa sobre todos, también sobre la política española.

CITA. EL PAÍS. O8-09-2013


BÁRCENAS Y LA DERIVA MEDIÁTICA.

septiembre 4, 2013

 El caso Bárcenas —hay quien prefiere denominarlo caso Rajoy o incluso caso Cospedal— se ha ido convirtiendo con el paso de los días en un monstruo de incontables cabezas e innúmeros tentáculos. Pero hay un aspecto, quizá no tan lateral como en un principio parece, que nadie, por el momento, ha abordado. Y es la insólita deriva mediática que está tomando el caso.

No me refiero al tratamiento de los medios sobre este nauseabundo caso de corrupción económica y política en la que están inmersos el mayor partido de España y sus dirigentes, hoy al frente del Gobierno de la nación. Es que resulta que en mitad de la azarosa trama aparecen, como personajes de relieve, dirigentes o profesionales de medios de comunicación íntimamente relacionados con los protagonistas de esta tragicomedia, en un totum revolutum de difícil digestión para quienes creemos en la independencia de la prensa.

No era buen indicio —para esa autonomía que deseamos para los medios— que Luis Bárcenas Gutiérrez, tras una larga conversación con el director del periódico El Mundo, fichara desde Soto del Real como abogado defensor a uno de los más prominentes colaboradores de ese mismo diario, Javier Gómez de Liaño, ídolo y referencia moral del citado director, según tiene acreditado en numerosos artículos, repletos de almibaradas emociones y empalagosos adjetivos. Tomamos nota de las declaraciones del letrado sobre su promesa de que nunca, jamás, bajo ningún concepto, entregará documentos a su amigo y protector. Pero nada ha dicho, también tomamos nota, de si le contará algo o resistirá la tentación de hacerlo. Es posible —e inevitable— que haya quien tenga dudas sobre determinados silencios, conocida la endeblez del alma humana.

Pero a esa noticia se viene a sumar otra aparición estelar de un importante directivo de un medio de comunicación: Mauricio Casals, presidente de otro diario, La Razón, y hombre de fuerte presencia en Antena 3. Resulta que el señor Casals ejercía de intermediario entre Bárcenas y la dirección del PP en asuntos tan delicados como el despido del extesorero, según ha contado el otro periódico, en base a los mensajes telefónicos del propio Bárcenas, a los que sin duda será totalmente ajeno el abogado Liaño. Ejercer de mediador entre el presidente de un partido, Mariano Rajoy, su hombre de confianza, Javier Arenas, la secretaria general, Dolores de Cospedal, y el extesorero, Luis Bárcenas, ya entonces reconocido poseedor de varias cuentas en Suiza, no es una cuestión menor al alcance de cualquiera. Hay que estar muy, pero que muy bien colocado en esos ámbitos.

Una duda: ¿Le contaba Mauricio Casals, presidente de La Razón, a Francisco Marhuenda, director de La Razón, estas operaciones bajo cuerda que estaba llevando a cabo? Si la respuesta fuera afirmativa, no se entendería por qué el diario en manos de ambos ha negado sistemáticamente la existencia de tales manejos. Un misterio insondable… o una incómoda certeza. Pero si la respuesta es negativa, tampoco dejaría en muy buen lugar a ninguno de los dos, presidente y director. Viene al caso recordar que este último, Francisco Marhuenda, fue diputado del PP en el Parlamento de Cataluña y durante cinco años jefe de gabinete de Mariano Rajoy cuando el hoy presidente fue ministro en los Gobiernos de José María Aznar. Por si alguien no se acuerda.

¿No es todo un gatuperio, un potaje de difícil digestión para la conveniente distancia entre políticos y periodistas?.

CITA. EL PAÍS. “BÁRCENAS Y LA DERIVA MEDIÁTIOCA”, POR JOSÉ MARÍA IZQUIERDO. 04-09-2013.


UN PERIODISTA COLOMBIANO CUENTA LO QUE VIVIÓ EN SIRIA DURANTE LA GUERRA DURANTE DOS MESES.

septiembre 1, 2013
  1. El reportero colombiano William Parra.Julio y agosto de 2012 fueron uno de los periodos de mayor enfrentamiento entre el Ejército de Bashar al Asad y los rebeldes. Aunque en aquellas fechas la capital, Damasco, estaba tranquila, los combates se desarrollaban en Alepo, donde tropas de los dos bandos se disputaban a tiros cada calle y cada edificio. Fueron fechas -y lo siguen siendo- donde la información que llegaba a occidente de esa guerra era peor que confusa. Ni el gobierno ni los rebeldes facilitaban el trabajo a los periodistas por lo que las mentiras y las manipulaciones estaban a la orden del día. Para unos, Siria se encontraba bajo la bota de un cruel dictador y un pueblo se había levantado en armas; para otros, mercenarios financiados por potencias extranjeras junto a terroristas islámicos querían derrocar a un presidente que se había mostrado firme frente a Estados Unidos y leal a las luchas palestinas y antiimperialistas.
  2. Durante esas fechas, el periodista colombiano William Parra estuvo en Siria al frente de un equipo de televisión de Telesur, el canal público multinacional con sede en Caracas. Durante sus informaciones diarias los periodistas no deben hablar de cómo deben hacer su trabajo o las dificultades que encuentran, deben limitarse a contar y explicar la guerra. Tampoco tienen por costumbre detallar el funcionamiento del resto de medios de comunicación, y mucho menos criticarlos. Pero cuando han abandonado el lugar de los hechos y el debate en torno a lo que es verdad y mentira en la guerra de Siria y el comportamiento de los medios es tan agitado, el testimonio de un periodista honesto que vivió directamente los acontecimientos resulta tan valioso como necesario.
  3. ¿Cómo entráis en Siria y cuál es vuestra primera experiencia?
  4. Entramos con un visado de diez días emitido por la embajada siria en Caracas. Después lo renovaría dentro de Siria. Nuestra cobertura comienza con tres días en Damasco. Un equipo integrado por un cámara venezolano, un traductor sirio y yo visitamos un campo de refugiados palestinos, bajo control del Frente Popular de Liberación de Palestina, donde cayeron numerosos morteros procedentes de los rebeldes. El ambiente es hostil, los palestinos han comprobado que poco después de recibir la visita de los periodistas vienen los bombardeos. Es evidente que había muchos espías infiltrados como periodistas. Observamos una estación policial bombardeada pero también muchos civiles, un hombre le cuenta que le mataron dos hijos y necesitó que pasaran cinco días para encontrar el momento tranquilo para enterrarlos.
  5. ¿Qué periodistas viste en Siria? ¿Percibiste suficiente presencia de medios en el conflicto?
  6. Sinceramente, en Damasco solo vi, ya cuando me iba, un equipo de Televisión Española y a unos japoneses. Y en el lugar donde de verdad se desarrollaban los combates, en Alepo, al británico Robert Fisk. Casi todos estaban y escribían desde Turquía. El asunto funcionaba así. Los rebeldes se entrenaban y refugiaban en Turquía, donde tenían sus bases. Allí tenían a los periodistas, los llevaban de excursión algún rato a Alepo, recogían algún testimonio de algún civil y se volvían a Turquía. Imagina el rigor y libertad del testimonio de ese civil que lo está entrevistando un periodista rodeado de milicianos rebeldes.
  7. ¿Simplemente se refugiaban en Turquía o consideras que ese país les estaba ayudando?
  8. Los propios rebeldes nos reconocían que Turquía les daba ayuda y refugio. Incluso les proporcionaba medicamentos y algunos armamentos.
  9. También se decía que algunos periodistas no lo eran o estaban con otra intención que no era la de informar
  10. Te cuento un ejemplo muy elocuente. Estando yo en Siria murió en un tiroteo una periodista japonesa que viajaba en un coche con los rebeldes. Primero se dijo que mataron a cuatro periodistas, luego que se trataba de un muerto y tres desaparecidos. No es fácil comprender cómo en un tiroteo muere uno y tres desaparecen. Al final allí se supo que los “desaparecidos” que iban con la periodista japonesa eran tres generales japoneses. El Ejército sirio reconoció que disparó al vehículo donde viajaban porque formaba parte de un convoy rebelde, al final Japón no montó mayor escándalo y no se habló más del asunto. Si de verdad hubieran muerto cuatro periodistas, como dijeron, se hubiera organizado más lío, de modo que todos prefirieron no remover el tema.
  11. En otras ocasiones comprobabas cómo mentían. Recuerdo estar viendo la televisión Al Jazira decir que el Ejército sirio estaba bombardeando la zona en la que precisamente nosotros estábamos en ese momento tan tranquilos, allí no pasaba nada. Salía en pantalla un periodista que decía que estaba en Alepo y, a continuación, aparecían unas imágenes muy precarias y movidas, como grabadas con un móvil. Era una cosa absurda: si tenían una cámara adecuada para grabar al periodista hablando, deberían tenerla para captar también las imágenes del bombardeo. En otra ocasión emitieron unas imágenes que decían eran de la llegada de los rebeldes a un barrio donde los civiles les recibían con vítores y aplausos; fuimos allí y no había nada.
  12. ¿Te podías mover con facilidad por la zona de conflicto? ¿Cómo se comportaba cada una de las partes?
  13. El Ejército nos dejaba pasar porque nuestro medio era de Venezuela, Telesur. El problema era con los rebeldes. No podíamos mostrar ni permisos ni pasaportes venezolanos, ellos consideraban que el Gobierno de Venezuela apoyaba al presidente sirio. Sólo yo podía ser aceptado porque mi pasaporte es colombiano, y yo les decía que el Gobierno colombiano les apoyaba.
  14. “Vi un retén de rebeldes que eran todos libios y degollaron a varios periodistas sirios”
  15. El principal problema es que no podíamos enviar las notas desde Alepo, no nos dejaba el Gobierno sirio. Debíamos volar a Damasco y lo más peligroso era ir al aeropuerto. En Alepo, en la zona controlada por el Gobierno, nos dejaban mover con total libertad para ir donde quisiéramos. Cuando tropezabas con los rebeldes era más peligroso, mataban a cualquier periodista que no fuera desde Turquía. Como ya te dije, nosotros nos libramos porque nos presentábamos como colombianos. Al final, mi cámara venezolano y mi traductor sirio apenas se podían mover y debía ser yo el que más se movía. En una ocasión vi un retén de rebeldes que eran todos libios, degollaron a varios periodistas sirios y a las mujeres les obligaban a ponerse el pañuelo islámico.
  16. Lo más peligroso eran los francotiradores rebeldes. En una ocasión estábamos grabando y comenzaron a dispararnos, pasaban las familias con mujeres y niños y les disparaban. Pude comprobar cómo disparan de forma indiscriminada, vi cómo abatían a una mujer y nadie podía acercarse a socorrerla.
  17. ¿Cuéntame más de cómo eran los rebeldes?
  18. Eran muy jóvenes, en torno a 18 años, e incluso menores, de 16 años. Nunca vi mujeres. No vi un solo rebelde que no fuese un fundamentalista islámico.
  19. Disculpa que te interrumpa, ¿entonces no hay ningún grupo opositor en Siria que no sea islamista?
  20. Sin duda hay opositores de izquierda, pero esos no tienen presencia en el bando armado. Cuando tomaban un barrio, sacaban a los niños de los colegios y allí montaban sus bases. En una ocasión visitamos una de sus bases, conocí al que tenía rango de comandante y nos enseñó su armamento, que incluía ametralladoras. Me impresionó ver una bandera de Al Qaeda en una de las salas. Para ellos Al Asad es un infiel. En su discurso no dejaban de pedir el apoyo de Estados Unidos y de Europa. No quería darnos la entrevista, pero le dije que yo era colombiano y que Colombia era amiga de Israel y le pareció bien.
  21. “Nos sacaron a un soldado prisionero que llevaba varios días sin comer y había sido golpeado y torturado”También me dijeron que tenían preso a “un perro de Al Asad”, es decir, a un soldado enemigo. Nos llevaron a visitarlo. Nos conducían atravesando viviendas en las que habían perforado las paredes que las dividían. Llegamos a un lugar donde tenían a cuatro detenidos y sacaron a uno de ellos que era evidente que llevaba varios días sin comer y había sido golpeado y torturado. El soldado le golpeaba y nos decía que le preguntáramos. ¿Pero qué le íbamos a preguntar a ese desgraciado en esas condiciones? ¿Qué nos podía contar que fuera fiable?
  22. Nos invitó a quedarnos esa noche en la base, nos enseñó una habitación donde, dijo, se quedaba un equipo de la agencia AFP que les acompañaban a todo. En ese momento no estaban los periodistas y se los esperaba de un momento a otro. Pensé que, en cuanto volvieran, les dirían que Telesur era un medio venezolano y nos matarían, por lo que optamos por despedirnos amablemente.
  23. Entrevistamos a algunos civiles que estuvieron en zonas controladas por los rebeldes. Nos decían que lo primero que les hacían era cortarles la luz y luego les cerraban la panadería del barrio, su principal alimento, si no colaboraban. El discurso de los rebeldes siempre era islámico y predominaban los extranjeros, principalmente libios, tunecinos y qataríes. Se trata de grupos muy fraccionados, ellos aspiran a que la OTAN bombardee algo y entonces ellos puedan entrar y repartirse el poder en esa zona. Su modo de actuar en Alepo ha provocado que los partidarios de Al Asad hayan pasado del 60 al 80 %, porque veían que bajo el Gobierno sirio al menos las diferentes comunidades convivían.
  24. Entonces, ¿me estás contando que unos grupos armados que actúan bajo bandera de Al Qaeda consiguen refugio de un Gobierno que pertenece a la OTAN y que tiene como periodistas empotrados a un equipo de una agencia de noticias francesa?
  25. Y los soldados gubernamentales, ¿cómo eran?
  26. Llamaba la atención que iban mal uniformados, sin embargo todos tenían su fusil y disponían de artillería. Sin duda, los rebeldes estaban mejor uniformados. No recurrían a bombardeos desde el aire, su recurso eran los tanques.
  27. En uno de los retenes militares oficiales en Alepo nos dijeron que no podíamos continuar porque teníamos un permiso pero era para Damasco, no para Alepo. Insistí con el oficial al mando y éste, un teniente, me dijo que me dejaría pasar si lo entrevistaba para que hablase sobre Chávez, en inglés. Así es como pudimos continuar.
  28. Los soldados gubernamentales me parecieron totalmente convencidos de su lucha y con una moral impresionante. A uno de ellos le vi una chapa del Che, les puse una canción sobre el Che que tenía en el celular y todos se pusieron a cantar. Al final el soldado le regaló la chapa al camarógrafo.
  29. ¿Qué era lo que más te impresionaba de ese conflicto?
  30. Era estremecedor escuchar a los soldados sirios y a la población gritar “Alá, Siria, Asad y nada más”. Por su parte los rebeldes cuando abatían a alguien gritaban “Alá es grande”. Era espeluznante escuchar los tiroteos alternados con gritos de Alá es grande, indicando otro muerto más.
  31. CITA. ENTREVISTA. 01-09-2013.

POR QUÉ LA BAJADA DE SALARIO ES UN DESASTRE. VINCENÇ NAVARRAO. Pensamiento crítico.

agosto 11, 2013

O

Existe hoy una avalancha ideológica liderada por la Troika (el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea (y muy en particular su Vicepresidente de Asuntos Económicos y Monetarios y del Euro Olli Rehn) y el Banco Central Europeo) encaminada a presionar al gobierno Rajoy a llevar a cabo políticas destinadas a reducir los salarios, medidas que el gobierno Rajoy ha ido imponiendo (a través de su reforma laboral) sin ninguna inhibición, presentando las propuestas de la Troika como muestra del consenso que existe en la comunidad internacional acerca de la necesidad de llevar a cabo estas medidas para salir de la crisis.

La evidencia abrumadora existente muestra, sin embargo, que estas medidas han estado teniendo un impacto muy negativo en el desempeño económico, de no solo España, sino de los países de la eurozona. En realidad, el descenso de la masa salarial ha sido una de las causas más importantes de la crisis económica y también financiera. Veamos los datos.

Las políticas neoliberales, iniciadas por el Presidente Reagan y Margaret Thatcher y generalizadas en la mayoría de países de la eurozona y en EEUU, tuvieron como consecuencia la disminución muy marcada de la participación de las rentas del trabajo en el PIB con el consiguiente aumento de la de las rentas del capital. Los datos hablan por sí mismos. Según la tabla 32 del Statistical Annex de la Comisión Europea ECFIN, las rentas del trabajo pasaron de representar el 72,8% del PIB (en términos de compensación por empleado) como promedio de los países que más tarde serían la UE-15 en los años setenta (España el porcentaje era el 72,4%) al 66,5% en el año 2012 (en España bajó al 58,4%, uno de los porcentajes más bajos de este grupo de países). Este descenso tan marcado creó un enorme problema de escasez de demanda privada que no causó el descenso del PIB debido a dos hechos. Uno fue el gran aumento del gasto público en Alemania, resultado de la reunificación alemana y expansión de la inversión pública a fin de facilitar la integración del Este de Alemania en el Estado federal alemán. Esta expansión fue responsable de que el estado alemán pasara de estar en superávit en 1989 (0,1% del PIB) a un déficit del 3,4% del PIB en 1996. La expansión de la economía alemana estimuló a toda la economía europea, debido a su centralidad en esta última.

La otra causa de que la disminución salarial no se reflejara en una recesión (causada por el descenso de la demanda) fue el gran endeudamiento, facilitado por la existencia del crédito accesible a unos intereses más bajos, resultado del establecimiento del euro. El enorme crecimiento del endeudamiento se debió, en gran parte, al descenso de los salarios y de la capacidad adquisitiva de la población. Este endeudamiento retrasó la aparición de la recesión pero no pudo evitar una ralentización de la demanda, que explica la reducción de la rentabilidad en la economía productiva y consiguiente flujo de inversión hacia la economía especulativa, causa de las sucesivas burbujas, incluyendo, en España, la inmobiliaria. La rotura de dicha burbuja creó la crisis financiera.

Vemos, pues, cómo la reducción salarial en España ha sido una causa principal del endeudamiento de la población y del problema de la escasez de la demanda, causa del estancamiento de la economía productiva y de la crisis económica. Por otra parte, el crecimiento tan acentuado de las rentas del capital a costa de las rentas del trabajo (hoy, por primera vez en la democracia española, representan un porcentaje menor que las rentas del capital) es causa y consecuencia de un comportamiento especulativo que ha creado la crisis financiera.

Toda la evidencia señala que la reducción de los salarios, junto con la reducción del gasto público, está llevando a la economía que afecta a la mayoría de la ciudadanía al desastre. La evidencia científica que muestra esta realidad es enorme. El hecho de que se continúe en esta dirección es debido a que los políticos que están imponiendo estas políticas y los grupos académicos que las promueven, como Fedea, son agentes y están al servicio de los grupos financieros y económicos que los financian (para expansión de estos argumentos, ver mi artículo “Capital-Trabajo: el origen de la crisis actual” en mi blog http://www.vnavarro.org).

Vicenç Navarro es catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University


AL QUADA RECRUDECE SUS ATAQUES A LOS CHIÍS, POR IGNACIO CEMBRERO

agosto 10, 2013

 

Guardar Ayman al Zawahiri, el egipcio que dirige Al Qaeda desde que Osama bin Laden fue liquidado, ha nombrado un número dos de la organización terrorista: el yemení Naser al Wahishi, apodado Abu Basir, que hasta ahora era el jefe de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), indican fuentes conocedoras de la lucha antiterrorista.

Al Wahishi tiene un largo historial yihadista. Quizá lo que más destaque en él sea su animadversión hacia la minoría chií de Yemen (46% de los 13,5 millones de habitantes), puesta por ejemplo de manifiesto en diciembre pasado cuando emitió un comunicado anunciando el apoyo de AQPA a sus correligionarios que se enfrentaban en Dammaj, en el norte del país, a la milicia chií huthi.

El nuevo brazo derecho de Al Zawahiri tuvo malas experiencias con los chiíes en Irán, su país baluarte. Tras haber sido durante años secretario particular de Bin Laden, huyó a Irán en 2001, cuando Estados Unidos intervino militarmente en Afganistán. Fue encarcelado allí. A los pocos meses las autoridades iraníes le entregaron a Yemen e ingresó en la principal prisión de Saná. Logró escaparse en 2006. Tres años después nació AQPA, fruto de la fusión entre las ramas yemení y saudí de la red terrorista. Al Wahishi se convirtió en su jefe.

El nombramiento de Al Wahishi coincide con la mayor andanada de Al Zawahiri contra los chiíes. “La rebelión yihadista en Siria revela el verdadero rostro de quién ejecuta allí el proyecto iraní, Hasan Nasralá”, afirma el jefe de Al Qaeda en un videomensaje colgado el miércoles en webs yihadistas. Nasralá es el líder de la poderosa milicia libanesa Hezbolá, que lucha junto con el Ejército de El Asad.

El plan iraní consiste, según Al Zawahiri, en “imponer la Wilayat al Fakih [doctrina que otorga al clero la primacía sobre lo político] a la nación islámica mediante matanzas, opresión, tortura y apoyo al más corrupto, opresor y criminal de los regímenes”, en alusión al sirio. En Damasco gobierna la minoría alauí, asimilada al chiísmo, pero más del 70% de los sirios son suníes.

La llamada primavera árabe, con la sublevación de la mayoría chií en Bahréin aplastada por Arabia Saudí y Emiratos, exacerbó la tensión entre las dos grandes corrientes del islam, suníes y chiíes. Más tarde, la guerra civil siria disparó aún más el enfrentamiento. El principal escenario de su encontronazo no es Siria sino Irak. La violencia sectaria ha vuelto a niveles similares a los de 2008. El mes de julio se cobró mil muertos.

Los planes de Al Qaeda de atentar contra embajadas occidentales, descubiertos por EE UU al interceptar correos y chats, incitaron a Washington a lanzar una alerta mundial. Varios países occidentales, empezando por EE UU, consideraron prudente cerrar durante varios días sus legaciones en capitales de países de mayoría musulmana y pedir para ellas mayor protección. El material interceptado “recuerda mucho a lo que se vio en los momentos previos al 11-S”, según Saxby Chambliss, presidente del Comité de Inteligencia del Senado de EE UU, quien consideró la amenaza actual “la más seria de los últimos años”.

CITA. EL PAÍS. INTERNACIONAL. 05-08-2013.