DE ALMUERZO EN EL TEMPLE (HUESCA).

octubre 21, 2011

 

Las dos fotografías con las que ilustro este post recogen momentos del almuerzo que compartimos ayer un grupo de socialistas en el Merendero el Temple, de la ciudad de Huesca. Llevábamos tiempo queriendo almorzar juntos para hablar de todo un poco, como os podéis imaginar, especialmente de Política. Todos los que aparecemos en las fotografías llevamos aproximadamente, más o menos, treinta años en el Partido Socialista. Hemos compartido, por tanto, todo tipo de coyunturas y de circunstancias. Personalmente me resultó muy grato compartir mesa con mis compañeros y amigos… Quién nos iba a decir que ese 20 de octubre lo acabaríamos celebrando, al recibir la mejor noticia que se nos podía dar, y que llebávamos décadas esperándola: el CESE DEFINITIVO DE LA ACTIVIDAD ARMADA DE ETA. Una gran noticia.

En el almuerzo estuvimos: Juanjo Bona (autor de las fotografías), José Sánchez Sacristán, Enrique Sánchez Carrasco, Rafael Arnal, Carmen Cáceres, Domingo Malo, Antonio Álvarez Matallana, Fernando Elboj y Salvador Romero.

Álvarez Matallana, Elboj, Sánchez Carrasco, Arnal, Romero y Sánchez Sacristán.

 

Malo, Álvarez, Elboj, Romero, Sánchez Sacristán, Sánchez Carrasco, Arnal y Cáceres.

 

Anuncios

HUESCA. SASA DEL ABADIADO. EN CASA DE GERMÁN Y ESTHER.

septiembre 30, 2011

Ayer por la tarde, Germán y Esther, con su familia, ponían oficialmente en marcha su POSADA DEL ABADIADO, un restaurante “casero”, en pleno corazón del Somontano oscense, de la Hoya de Huesca. La afluencia de amigos y amigas fue masiva. No podían faltar, como es de rigor, las partes financiera y técnica.

Sasa de Abadiado. Ayer. Puerta "legal" del Restaurante. Germán, Fernando y Luis.

Habló Germán. Y explicó las líneas generales de este proyecto hostelero familiar. Con el tiempo también pondrán en marcha habitaciones, completando el carácter de turismo rural del conjunto. Conociendo a Germán y a su familia, se comprende pronto este proyecto. Un proyecto de la tierra, del Somontano, natural como las oliveras y las carrascas del entorno. Prometió Germán (ved que no pierde su vena política) que pronto los clientes podrán elegir en mata  el tomate que les apetezca comerse, con buen aceite y buen ajo. Comida de la tierra, casera, de siempre…. Buenas judías, mejores cocidos, calderetas abundantes y carne de la zona. Germán, (esto es una sugerencia, ya sé que innecesaria) y con vino de la Hoya, de Bespén, por ejemplo. Buenos tintos.

No se olvidó de la Sierra de Guara. Y es que de Sasa del Abadiado a la Sierra, al cruce,  sólo hay dos pasos. De hecho todos nosotr@s somos Sierra de Guara. Subrayó un hecho cierto, el hecho de que la ciudad de Huesca continúe viviendo al margen de la Sierra Pirenaica. Cierto. Comparto totalmente la apreciación de Germán.

Nosotros ya hemos reservado vez para comer en la Posada del Abadiado. No tenemos prisa, pero no queremos dejar pasar el tiempo para estrenarla.

Enhorabuena a  Germán y a Esther, y a sus familias. Y a Sasa del Abadiado, y a todo el Somontano oscense.


SOBRE TODO, CON NUESTROS AMIGOS.

agosto 23, 2011

Huesca. Sábado 20 de agosto.De izquierda a derecha: Carmen, Sebastián, Merche, Fernando e Ignacio.

El sábado día 20 de agosto (2011) el Peñas fútbol y el Jacetano jugaron en Huesca un partido amistoso de pretemporada. Hizo una tarde de un calor infernal. Pero la tarde era para nosotros muy especial porque con el Jacetano bajaban Sebastián Sanvicente y Mercedes Castán. Ambos entre otras cosas muy amigos nuestros. Además jugaba el Peñas, club al que yo tengo mucho respeto y admiración. Como no podía ser de otra manera, con el equipo estuvo su Presidente, Ignacio Palacio, uno de esas personas realmente imprescindibles. La realidad cotidiana así lo demuestra. Iban a jugar el Peñas y el Jacetano un partido amistoso. Pero siendo esto importante, para nosotros, para Carmen y para mí, lo realmente importante eran las personas. Con Sebastián y Merche mantenemos una estrecha conexión a través del blog y de facebook, así como por el móvil. Por otra parte, yo tenía muchas ganas de ir a ver al Peñas y a su gente. Y a pesar del tremendo calor que hacía en el campo de San Jorge, me lo pasé muy bien, muy bien. No pasaré por alto un detalle entrañable y significativo para mí, como es el hecho de que los pinos que a comienzos de la pasada década plantamos en dos laterales de la instalación deportiva han crecido sensiblemente y esa tarde hacían una buena sombra, que a partir de las 18:30 horas, en el comienzo del partido, aliviaba bastante  la situación de los asistentes al partido. El éxito del crecimiento de los pinos se debió al riego por goteo. Importante.

Carmen y Merche nos dejaron para ir a otros menesteres, y Sebastián y yo nos concentramos en el desarrollo del partido. Hablamos de fútbol, y recordamos muchas cuestiones que tienen que ver con el fútbol provincial altoaragonés y con el oscense, del pasado y del presente. Y como se suele decir, entre col y col, chulla,… es decir, entre col y col, política. Sebastián y yo somos todoterrenos, que, dicho de otra manera, nunca nos moriríamos de hambre porque tuviéramos que cambiar de oficio. Sebastián y yo le damos a todo. Hablamos de nosotros, de la familia, del fútbol y de política, y seguro que le chirriarían los oídos a más de uno. ¡Ojo!, me estoy refiriendo a RUBALCABA.

Hablamos de Oto y de Borau, y por supuesto de Jaca, y del Jacetano, y del papel de Sebastián en la directiva de este último. Por cierto, que también bajo el Presidente del club pirenaico. Terminado el encuentro, toda la expedición jacetana se encaminó al autobús, y con ellos Sebastián y Merche. Nos despedimos y quedamos en vernos pronto. Por lo que a mí concierne quedé con Ignacio Palacio en vernos en fechas próximas. Como ya he dicho, y dije en otras muchas ocasiones, el Presidente del Peñas fútbol es uno de esos pilares del fútbol aragonés que lo merece todo, por su esfuerzo y su continuidad. Ahora me siento más unido que nunca a este Club.

A Merche y a Sebastián les prometí las fotos de esta tarde. Pues ya están.

 


NUESTROS HIJOS SÍ QUE TIENEN FUTURO.

agosto 22, 2011

 

Era un sábado por la mañana del pasado mes de junio. Hacía una mañana muy agradable y yo había decidido irme a cortar el pelo. Había vencido todas las inercias imaginables y me encaminé a la peluquería. En el trayecto iba pensando en mis cosas, teniendo en cuenta que por esas fechas mis cosas sólo podían ser las relacionadas con el desastre electoral del 22 de mayo. Soy cabezón y muy persistente en lo que llevo entre manos. No acababa de entender el porqué de los resultados electorales. La conclusión más sencilla y elemental residía en achacar lo sucedido a la crisis económica. Y sin lugar a dudas, la crisis económica y la gestión de la misma por el Gobierno de la Nación habían tenido que ver bastante. Pero, ¿se quedaba allí la cosa, era suficiente esa macrocausa que inexorablemente pasaba por la figura del Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero?… Le daba vueltas y no me quedaba claro. Alguna causa más debía explicar la debacle electoral, así como algunos impensables regalos que se le habían hecho al Partido Popular. Hoy todo eso lo tengo más claro y, conmigo, lo tienen más claro también otros muchos.

Iba a cortarme el pelo, hecho éste que como ya he dicho me cuesta mucho afrontarlo. A veces me da la impresión de que sea toda una cruzada conmigo mismo, porque no entiendo lo que me cuesta terminar por ir a la peluquería. Sí quiero decir en este momento que en absoluto mi resistencia signifique ningún tipo de rechazo al peluquero. Nada más lejos de la realidad. Llevo yendo a su peluquería muchos años y me trata profesionalmente con eficacia y personalmente de forma muy amable. No, simplemente me cuesta ir, siempre me ha costado ir. Como me cuesta ir a comprar ropa o ir a sacar dinero al cajero… Iba a cortarme el pelo y en éstas me tropecé con un chico joven, de unos treinta y algo años, muy conocido mío, del mundo de la empresa cultural, al que hacía ya algún tiempo que no veía.

SÍ que existe futuro. Lo haremos todo mejor.

Me tropecé con mi joven amigo y me paré a hablar con él. Y aún no se quiso dar cuenta él, cuando yo ya le había preguntado por la puesta en marcha de los módulos del Punto Joven, sito en la Calle Calatayud, en pleno Polígono 41 de Huesca. Entré de lleno en el tema, y pronto me di cuenta de su sorpresa. No parecía lógico que casi un año después de haber dejado yo el Ayuntamiento entrara tan de lleno en una cuestión local, cultural, y más en concreto del Punto Joven. No mencionaré el contenido de la charla, una charla improvisada y yo diría que impuesta por mí hasta con vehemencia. Conforme iba hablando me daba cuenta de que el resultado electoral me había afectado más de lo que yo podía pensar. De alguna manera hasta me mostraba irritado, sutilmente, pero irritado…

Los dos caminábamos en la misma dirección y era tan contundente la conversación, que ambos nos detuvimos, como si necesitáramos estar cara a cara, para dar mayor convicción a cada cuestión que aportábamos. Y mi amigo, especialista en la empresa cultural como he dicho, pasó a mostrarse paulatinamente más firme en sus apreciaciones, y llegado un momento me preguntó: “Pero, ¿usted cree que nuestros hijos van a tener futuro?”. Tengo una niña de pocos años y yo estoy convencido de que tendrá un futuro muy incierto”. Mi respuesta no pudo ser más inmediata, contundente y convencida: “Sí, van a tener futuro, y lo van a tener mejor que el nuestro”. Los dos estábamos muy metidos en la conversación, entregados a una cuestión de fondo, que tanto y tanto preocupa a tanta y tanta gente. Y no quise limitarme a expresar una mera voluntad política. Le comenté que eran tan graves y evidentes los errores que se han estado y se están cometiendo a nivel general en estos momentos, que los jóvenes de ahora, hombres y mujeres adultos en un futuro muy breve, no los volverán a cometer, porque habrán aprendido en su propia carne lo que no se debe hacer y lo que no tiene sentido de ser. Con todo lo que está sucediendo estamos completamente vacunados, de tal manera que nadie nos engañará para repetir idénticos o parecidos errores… Entre todos vamos a conducir las cosas para que así sea. Estamos aprendiendo de nuestros propios errores, por acción o por omisión. Viviremos (vivirán…) mejor porque viviremos de una forma mucho más razonable, basada en lo fundamental, no en lo accesorio, previniendo el futuro y rigiendo nuestra forma de vida en unos valores comúnmente aceptados por todos.

Yo tenía ganas de hablar, y al cabo de un buen rato me percaté de que mi joven amigo comenzaba a tener prisa. Y es que él tenía cosas que hacer. Yo también, pero de otro tipo. Nos despedimos y quedamos que volveríamos a hablar sobre todo esto. A mí me encantaría.


COMIENDO CON UN MONEGRINO, NOVATO EN CIENCIAS POLÍTICAS.

julio 19, 2011

Madrid. Café Central. Jazz.

Rubén Pomar es un monegrino que estudia Ciencias Políticas en Madrid. Está haciendo primer curso de carrera. Lo conocí hace un año y he tenido ocasión de tratarlo más a partir del movimiento de los indignados. Es un joven que sabe lo que quiere, sincero en su hablar y poco dado a las disciplinas de pensamiento. En resumen: monegrino, universitario e independiente. Trabaja a la vez que estudia. Bien. Con él había quedado este pasado lunes, en la Glorieta de Atocha, junto a Caixa Forum, para comer en el centro de Madrid.

Los dos llegamos muy puntuales, a las trece treinta, según hora convenida. Hacía calor y avanzamos hacia el centro histórico, callejeando entre la calle Atocha y la calle las Huertas, hacia Sol.  En ese deambular, no puede dejar de comentar las muchas obras que se estaban realizando, en procesos de restauración de propiedades particulares. Muchos establecimientos estaban cerrados, apreciándose el efecto de las plenas vacaciones en la Capital del Reino. No lo olvidemos, era 18 de julio. Nos aproximamos a la zona de la Plaza de Santa Ana. Estábamos en pleno Barrio de las Letras, y al llegar a la Plaza del Ángel, nos tropezamos con la fachada de un local muy emblemático, el Bar Central, uno de los locales más clásicos de Jazz de Madrid. El Central es, de otra forma, una especie del Café Gijón. Miramos el menú que nos ofrecía, pero la verdad que nos preocupó poco. Entramos y elegimos mesa, junto al ventanal que daba a la Plaza del Ángel. En el interior hacía una temperatura muy natural. Y coincidió que en el escenario para los músicos un técnico estaba afinando el piano. Perfecto. Una vez acomodados me di cuenta que llevaba el periódico EL PAÍS y  le pregunté si lo había leído. Me contestó que todavía no.

Ayer fue el día de El País. Bueno, venía siendo el tiempo de Murdoch y su imperio mediático, en especial de su “News of the World”, pero desde este lunes, 18 de julio, también es el tiempo de El País. Yo soy lector de ese diario desde el primer día de su edición-publicación  hasta hoy, sin interrupción por ningún concepto. Y diré que su EDITORIAL de este día 18 de julio, 75 ANIVERSARIO DEL GOLPE DE ESTADO CONTRA EL GOBIERNO LEGÍTIMO DE LA II REPÚBLICA, así como  el escrito de Juan Luís Cebrián  de la CUARTA PÁGINA, no me gustaron  nada  de nada, y van mucho más allá de un editorial democrático aceptable. No diré más en estas líneas. Deseo serenar mis impulsos y profundizar en mis ideas. De los autores del mencionado editorial y de sus acompañantes de viaje prefiero no opinar en estos momentos. Lo que sí diré es que ya vale de tanta intromisión de las empresas mediáticas en la vida económica, social y política. Por lo menos de esta manera. En Democracia no hay intermediarios ni alcuerces.

No, Rubén Pomar no había leído El País. Quienes si lo habían leído eran las diputadas Teresa Cunillera y Teresa Villagrasa, y el diputado Jesús Membrado, y un servidor, que viajábamos juntos en el tren a Madrid. La coversación del viaje fue casi monotemática, como te lo puedes imaginar querido lector de este blog. Los cuatro somos políticos veteranos, bregados en el trabajo y en la dificultad, y acostumbrados a las crisis, los envites y las tarascadas. Hice preguntas, porque  a mi me gusta sobre todo preguntar. Opinar sí, pero sobre todo preguntar para estar bien informado. Dicen los expertos que disponer de información conlleva el estar en condiciones de tener poder. Es verdad. Pero hay que subrayar que lo que hay que tener es buena información, obtenida de forma adecuada, ética y políticamente. Si no es así, la información es corrupción, es…. Murdoch.

La comida fue muy agradable. Me contó cosas de sus estudios, cuestión ésta que por razones obvias me interesan siempre. A Rubén le interesa y le preocupa cómo encajar sus estudios con la Política en general y con su trabajo cuando termine la carrera. Sabe que ha elegido unos estudios muy especiales y a la vez apasionantes. Pero intuyo que siendo él una persona muy pragmática, como lo es, tendrá la habilidad necesaria para saber conciliar, con antelación, la vocación, la realidad y el trabajo.

 Me contó de sus idas y venidas por la Universidad, y sobre todo hablamos mucho de su forma de entender la Política, la vida de Partido, el pluralismo de opiniones y la forma de conciliarlos en la actividad de una organización,… En una palabra, me confirmó Rubén una vez más como es imprescindible el recuperar la vitalidad y la diversidad de tendencias si queremos que los partidos políticos sigan vivos y sean aceptados por una sociedad actual muy cambiante y remisa a afiliarse a formaciones políticas rígidas, en su organización y en su ideología.

Terminamos de comer y decidimos ir paseando tranquilamente hacia Sol y de allí a la Plaza de España, en cuyas inmediaciones se encuentra el Senado. Cuando pasamos por Sol comprobamos una vez más como quedaban unos exiguos restos del poblado del 15 de Mayo, y en Gran Vía se anunciaba ya por muy pocos días el gran montaje teatral “Los Miserables”, de Victor Hugo. En la entrada del Senado por Bailén nos despedimos. Habían sido una comida, una sobremesa y un paseo excelentes. Rubén se fue hacia Principe Pío y yo entré en el Senado, por el edificio nuevo. Poco después llegaría el senador Marcelino Iglesias.


COINCIDENCIAS EN EL TIEMPO: MARCELINO IGLESIAS Y YO VAMOS A ESTAR EN LA COMISION DE INTERIOR DEL SENADO.

julio 16, 2011
M.Iglesias con Elboj y Borraz.

Coincidencias en el tiempo. Marcelino Iglesias  y yo  vamos a estar en la Comisión de Interior del Senado. Marcelino Iglesias comenzó siendo Alcalde de su pueblo natal, Bonansa, para pasar luego a ser a su vez Alcalde y Presidente de la Diputación Provincial de Huesca. Desde junio de 1999 y durante tres legislaturas ha sido Presidente del Gobierno de Aragón. Y ahora senador autonómico por Aragón. Por contra mi trayectoria política ha sido exactamente al revés: comencé siendo senador por dos legislaturas (1982-1989), luego desempeñé la función de Director Provincial de Educación de la Provincia de Huesca (1990-feb.1994), y, posteriormente, Alcalde de la ciudad de Huesca durante tres mandatos (de 1999 a 2010). Y senador también  en esta última legislatura.  Como quien dice,  ahora, coincidimos en Madrid.

 Es una coincidencia muy gratificante. Estoy seguro de que va a ser ahora cuando vamos a poder hablar bastante más y de forma más relajada. Repasaremos muchas cosas. El pasado mes de junio  he cumplido treinta años de militancia socialista y Marcelino debe llevar uno o dos años menos como militante. Creo. Y mencionaré algo que para mí es importante:  desde las Elecciones Primarias del año 1998, en las que ambos participamos (él para la presidencia del Gobierno de Aragón, y yo para la Alcaldía de Huesca), declaré públicamente mi lealtad a su persona como Presidente de Aragón, compromiso que he cumplido sin concesión alguna. Añadiré: para mí siempre será Presidente. Algún día hablaré de esta cuestión.

Ahora coincidimos en el Senado y de forma especial en la Comisión de Interior. El próximo lunes, día 18 de julio, lo elegiremos  PRESIDENTE DE LA COMISIÓN, Comisión de la que soy Secretario primero.

Repito, una coincidencia muy gratificante para mí.


RÉGIMEN DE PERSONAL DEL CUERPO NACIONAL DE POLICÍA. CONGRESO DE LOS DIPUTADOS.

junio 29, 2011

 

Mañana, día 30 de junio, se debatirá y aprobará en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley de Régimen de Personal del Cuerpo Nacional de Policía. Como es sabido, posteriormente el dictamen de dicha Comisión pasará a la Comisión de Interior del Senado.

Tanto en el Congreso como en el Senado, las respectivas Comisiones de Interior tramitan el Proyecto por el procedimiento denominado de competencia legislativa plena, hecho éste que supone que dicho proyecto no habrá de pasar para su debate y aprobación por los respectivos Plenos.

Dicho lo anterior, comentaré en este blog (y compartiéndolo en Facebook)  que soy el ponente de esta Ley por el Grupo Parlamentario Socialista en el Senado. Este hecho ha conllevado que esté manteniendo un estrecho contacto con el Grupo Parlamentario Socialista de la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados desde el momento que el Gobierno presentó en el Congreso el Proyecto de Ley de Régimen de Personal del Cuerpo Nacional de Policía para que comenzara su tramitación.

Este Proyecto de Ley está siendo profusamente debatido y consensuado. Como todas las cuestiones referente a materias que tienen que ver con regímenes de personal, el mencionado proyecto es un texto complejo que requiere el análisis en profundidad de todas las materias y puntos de vista que confluyen en el mismo.

Paralelamente al susodicho Proyecto de Ley de Régimen de Personal del Cuerpo Nacional de Policía, se está tramitando en las Cortes Generales el Proyecto de Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía. Ambos proyectos pretenden completar y modernizar la legislación que rige el Cuerpo Nacional de Policía, en sus derechos y obligaciones, y por supuesto en todos aquellos aspectos que tienen que ver con su trabajo profesional.