FEDERALISMO: IDEAS PRINCIPALES QUE DEFIENDE EL PSOE.

 El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba ha reclamado hoy una reforma federal de la Constitución para acabar con lo que ha calificado de “una crisis territorial en toda regla”. El líder del PSOE contentaba así a los socialistas catalanes en su fiesta anual, La fiesta de la rosa, pero con matices, porque no ha concretado de su propuesta más de lo que PSOE y PSC acordaron en julio en Granada.

Minutos antes de su intervención, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, se ha dirigido a Rubalcaba con una petición expresa: “Cuando los gobiernos no actúan”, ha dicho “la oposición tiene que tomar las riendas, te pido que intensifiques los contactos con los partidos en España y en Cataluña para resolver el conflicto”.

Tras el éxito de la Via Catalana, con 400.000 catalanes reclamando un referéndum sobre la independencia, Navarro emplazó a los dos grandes partidos españoles a negociar “un nuevo estatus” y una nueva financiación para Cataluña. Rubalcaba, por su parte, manifestó que había que escuchar a quienes se manifestaron y adelantó que en Gavà defendería una “reforma constitucional meditada y consensuada”.

 

Respuesta al pulso catalán.La España federal que defiende el PSOE como respuesta al desafío independentista catalán obligaría a reformar la Constitución para introducir mejoras en el autogobierno de las autonomías.

Hechos diferenciales, derecho civil, lengua y cultura. A los hechos diferenciales ya recogidos en la Constitución los socialistas proponen añadir uno reconociendo expresamente “los derechos históricos que el Estatuto catalán recoge en su artículo 5”, que son el derecho civil, la lengua, la cultura y la proyección de estos en el ámbito educativo.

Una nueva Cámara Territorial en lugar del Senado. Los socialistas plantean sustituir el actual Senado por una Cámara territorial cuyos miembros no sean elegidos por los ciudadanos directamente sino designados o bien por los Gobiernos autónomos o por los parlamentos autónomos o, aún está por definir, algún tipo de votación en urna. La aprobación de leyes con “alto contenido de relevancia autonómica”, que son la inmensa mayoría, requeriría el “asentimiento inexcusable” de esa Cámara.

Financiación. El PSOE asume como “aconsejable” el concepto de “ordinalidad”, aunque no lo incluye entre los “principios” de la financiación autonómica y lo limita a la interpretación del Constitucional: que la aportación de las comunidades más ricas a la solidaridad no las deje en peor lugar en renta que a las que reciben la aportación.

Justicia. “Con carácter general”, los procesos judiciales deberán culminar en los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos, no en el Supremo. Y propone una “cierta territorialización” del Consejo del Poder Judicial, pero no en cuanto a sus funciones fundamentales.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: