MOVIMIENTO 5 ESTRELLAS: “Está todo en la web, no hay que preguntar”.

 

Los diputados de Grillo dan su primera —y caótica— rueda de prensa en Roma.

Beppe Grillo, líder que no quiere ser líder de un partido que no quiere ser partido, llega a Roma al mediodía. En el Hotel Universo, le esperan los diputados y senadores del Movimiento 5 Estrellas (M5E). Por supuesto, ellos tampoco agradecen la terminología tradicional, y solo contestan al más terrenal apelativo de “ciudadano portavoz”. El domingo y el lunes los 163 ciudadanos del M5E electos al Parlamento se reunieron en la capital: era la primera vez que se veían las caras y discutían temas trascendentes como si tener un gabinete de prensa o no. Desde el primer momento, los grillini se organizaron en células territoriales en cada región, sin coordinarse unas con otras. Cada grupo defendía una causa local: los de valle de Susa, contra la construcción del AVE Turín-Lyón; los emilianos, a favor de la gestión pública del agua; los sicilianos, contra la corrupción de su Gobierno regional. Ahora que se sientan en el Congreso y el Senado tienen que dotarse de una estructura central.

“Me hace muchísima ilusión conocerles a todos”, comentaba Giulia Sarti, diputada por Bolonia. El horario y el lugar de la asamblea eran secretos. “No te lo puedo decir”, repetía Alessandro di Battista, romano, pocas horas antes. “Todavía no lo sé”, contestaba Sarti. Ni siquiera aclaraban si Grillo finalmente se iba a apuntar o no: “No lo sé, no es mi amigo, no hablo con él”, confiaba otro elegido. Suele pasar. Dicen lo que quieren. El secretismo que les rodea fue evidente en este primer encuentro romano.

Cuanto más cerraban la boca, más les presionaban los periodistas, cámaras y operadores. La tensión ha rozado el máximo cuando un fotógrafo fue empujado y estalló una riña. “Sois increíbles”, espetaba con desprecio un ciudadano portavoz con acento nórdico. “¡Cuidado, cuidado los del Corriere han cercado a Roberta!”, daba aterrorizada la alarma Ilaria, que dijo haber sido elegida para llevar el gabinete de prensa. “Está todo en la web, transmitimos en streaming la asamblea. No hace falta hacer preguntas”, dijo Francesco Silvestri, coleta, vaqueros y rostro exasperado, otro miembro del flamante gabinete de prensa. El directo, en el canal de YouTube La Cosa, no dejó de colgarse. Se quedó colgado justo cuando hablaba Grillo. Pronunció un discurso “de unos cinco minutos y se fue”, contó Vito Crimi, elegido a mano alzada como portavoz del M5E en el Senado. Su homóloga en el Congreso es Roberta Lombardi.

Tras varias horas de espera, empujones, gritos e insultos, los 5 Estrellas aceptaron a regañadientes convocar una rueda de prensa. Se fijó para las seis. Hicieron entrar a los asistentes de cuatro en cuatro. En la sala no había cobertura ni wifi. “Aquí funciona la autoorganización”, ha dicho Francesco. Tras la mesa se sentó Crimi —que insistía: “No vamos a otorgar la confianza a ningún partido”— y Lombardi, que solo remataba sus frases. A las 18.30 se levantaron y se fueron escoltados por los compañeros. Total, está todo en la Red.

[CITA. EL PAÍS. INTERNACIONAL. 05.03.2013]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: