CUIDADO CON LO QUE DECIMOS.

Siempre hay que tener mucho cuidado con lo que decimos, y en ocasiones hasta de lo que pensamos. Entre otras cosas porque luego nos lo recuerdan y nos dejan más bien mal. Vaya un ejemplo. Lo he tomado del Diario El PAÍS, de todavía hoy, día 22 de enero,día de San Vicente,Fiesta pequeña de Huesca. Transcribo el último bloque. Se refiere a Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, y claro está a todos nosotr@s, los demás. Dice así:

“Ambos han sido ministros con Zapatero. En su afán por desmarcarse, la exministra de Defensa critica los errores de la etapa anterior y envía a su oponente a la historia del Partido, junto con Felipe González y el anterior presidente. Pero es un intento que no cuadra bien con el hecho de que los hombres y mujeres que encarnaron el espíritu del zapaterismo, responsable en última instancia de las catástrofes electorales de mayo y noviembre, se hayan posicionado casi en bloque detrás de su candidatura”.

Y es que un@ siempre ha de asumir lo que ha sido, hecho y dicho. Eso para empezar,luego de todos es conocido el perdón de los pecados. En una palabra: la confesión y el acto de contrición. De nada.

CITA. “POR UNA OPOSICIÓN ÚTIL”. EL PAÍS. EDITORIAL. Párrafo final.(22 de enero 2012).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: