LOS CONGRESOS SOCIALISTAS: EL TIEMPO DE LOS MILITANTES.

 

El pasado martes día 20 de diciembre un grupo de compañeros y compañeras del Partido Socialista hacía público un texto titulado “MUCHO PSOE POR HACER”. Dicho texto, como su título indica, supone un análisis serio, pero crítico de la realidad actual del Partido Socialista, así como de la gestión del anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. De alguna manera el texto se convierte así en un manifiesto de cara a los próximos procesos congresuales. Por supuesto, es uno de los manifiestos que ya se han dado a conocer  hasta estas fechas, y los que puedan venir en el futuro. Lo digo especialmente por los planteamientos que se hicieron en el Comité Federal del PSOE del pasado día 26 de noviembre. En el mismo se apostó con claridad por un proceso congresual muy abierto y muy participativo.

Pablo Iglesias

El texto mencionado, “MUCHO PSOE POR HACER”, apuesta por el cambio en el interior del Partido y en las propuestas a llevar a cabo para transformar la realidad social general. Se hace esencialmente hincapié en el capítulo de la ética política, los valores y la participación, tanto de los militantes como de la participación ciudadana en general. El texto-manifiesto reitera bastantes conclusiones de las acordadas en la CONFERENCIA POLÍTICA del pasado mes de septiembre, y en cualquier caso supone una actitud autocrítica interna. Personalmente recibo muy bien esta autocrítica, que compartimos muchos militantes, y considero que todavía quedan bastantes cuestiones por analizar y por transformar.

Como he recordado, estamos en un proceso congresual que por estricta definición del Comité Federal se desea muy abierto. Por ello nos tenemos que felicitar. El momento es muy difícil para el Partido Socialista, y ello conlleva el tomar decisiones contundentes. Por supuesto, caminar hacia un mero maquillaje sería una equivocación fatal, de consecuencias imprevisibles.

Estamos, pues, en un proceso congresual abierto. Éste es el tiempo de l@s militantes, de todos y cada uno de los militantes. De allí que calificar de críticos a algunos, es tanto como ponerse de antemano, de entrada y de salida, quienes así lo manifiestan, en el papel del llamado APARATO. Y en absoluto están legitimados para estigmatizar al que piensa de otra manera. En este momento la Organización del Partido debe limitarse a facilitar el desarrollo abierto y democrático de los procesos congresuales. Al igual que en lo institucional, en el desarrollo de los procesos congresuales los órganos ejecutivos del Partido están en funciones, no más.

Expresado todo lo anterior, reiteraré que estoy muy satisfecho, y sólo espero que seamos capaces de alcanzar los máximos acuerdos que nos permitan superar las incertidumbres presentes y encauzar un futuro razonable, sostenible y más justo para la sociedad española. Recordaré que a muy pequeña escala, en la Agrupación Local de Huesca, ya fuimos capaces de poner en marcha unas elecciones primarias, las de 1998, unas elecciones muy democráticas, muy respetuosas con los candidatos y muy libres a la hora de expresarse razonablemente… Soy de los que desea un TIEMPO NUEVO para tod@s los socialistas y que peleará sin descanso (por supuesto, dialécticamente) para conseguirlo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: