PROPUESTA DE CAMBIOS EN NUESTRA REALIDAD INSTITUCIONAL ARAGONESA.

En el mundo y en Aragón: Por una realidad sostenible.

Nuestra realidad institucional aragonesa tiene una especial complejidad y dificultad en la línea de lo que vengo diciendo. En Aragón, una Comunidad Autónoma con un millón trescientos mil habitantes, no sólo existen las Diputaciones Provinciales, sobre las que se está debatiendo de la conveniencia de su permanencia o supresión, sino que existen además treinta y dos instituciones, denominadas COMARCAS, recién creadas. Diputaciones Provinciales y Comarcas…

Sobre esta cuestión, mantengo el siguiente posicionamiento: Primero, dadas las características de Aragón, la Autonomía aragonesa debe asumir y responsabilizarse de la competencia de otros muchos aspectos de la realidad rural aragonesa, que ahora quedan absolutamente repartidos entre diversas instituciones. La institución nueva y políticamente fundamental es la Autonomía y con respecto a ella se debe articular la realidad aragonesa.

Segundo, en el origen de todo tipo de organización humana ha estado siempre lo local, los Ayuntamientos, cuya autonomía hay que acabar de concretar y de defender.

Tercero, en coherencia con lo expresado en el primer apartado, hay que revisar lo concerniente a la función de las Diputaciones Provinciales.

Cuarto, en coherencia con todo lo dicho en este escrito, habrá que replantearse la existencia de las Comarcas.

Estamos en un momento de grandes dificultades (crisis financiera y económica, creación de la zona euro, generación de empleo, redefinición socialdemócrata del Partido Socialista Obrero Español,…), que a su vez se convierten en grandes retos para la actual generación en la gestión de Gobierno de España así como para los jóvenes de este País. Un reto apasionante que se debe afrontar con gran decisión y sin ningún miedo. Hay que decir las cosas, que es lo que están esperando la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas. Los políticos que afronten todas estas cuestiones sin cicatería, sin cálculos en clave electoral de partido o de grupo social,… tendrán la simpatía de muchos conciudadanos. Lo que no se puede hacer bajo ningún concepto es adoptar la postura del avestruz. Tenemos obligaciones y compromisos que se deben cumplir.

(SE TRATA DE UNA AUTO-CITA.  DE UN FRAGMENTO DEL POST TITULADO “LAS GRANDES DECISIONES QUE HAY QUE TOMAR“. REITERO LA PARTE FINAL DE DICHO POST).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: