TIENES QUE VER LA PELÍCULA “INSIDE JOB”, SOBRE LA ACTUAL CRISIS ECONÓMICA.

 

Ayer por la noche, día 7 de junio, fui a ver la primera película en la que se expone la terrible verdad sobre la crisis económica que estamos padeciendo en estos momentos. Se trata de “Inside job”, de Charles Ferguson. El año de producción de esta película-documental es el 2010. Desde mi punto de vista es una película que ver, especialmente, para conocer en manos de quién están las grandes instituciones macro económicas internacionales, y, en definitiva, quiénes son las grandes inspiradores que nos han llevado al desastre actual. Conviene verla más de una vez.

¿Quién manda en Estados Unidos?

La película está estructurada en una serie de etapas que desde finales de los años 70 a la actualidad, de tal manera que se nos va describiendo cómo se van configurando las grandes líneas del ultra capitalismo, hasta terminar produciendo la crisis actual.

Parte del año 1979. En ese momento el sector financiero norteamericano estaba bien regulado.

Luego describe la década de los años 80, que es la etapa de la revolución conservadora de Reegan, que es quién desata la desregulación del sector financiero. Durante esta etapa, las relaciones entre Washington y Wall Street se estrechan, y es la etapa en que comienzan los grandes intercambios de favores políticos y económicos.

El deterioro del tema continuará en la década de los 90, en la que se incrementa la desregularización, por tanto el que se pueda hacer lo que se quiera, continuando los escándalos financieros en Wall Street. Poco a poco se va incrementando la diferencia entre los ricos y los pobres.

En la década del 2000, las AGENCIAS DE CALIFICACIÓN fallan en sus informes sobre las economías. Todas ellas están corrompidas por el dinero de Wall Street. (¡Mucho cuidado!).

Año 2008, la consecuencia de toda revolución conservadora, es decir, el neoliberalismo económico, llega a sus máximas consecuencias. El mercado inmobiliario cae de golpe. El mundo financiero demuestra que ha traspasado todos los límites al no haber ninguna regulación. No obstante, ninguno de los máximos responsables financieros terminará siendo procesado.

Era Obama. Pese a los buenos propósitos, la convivencia entre Washington y Wall Street continúa. La crisis, ya desde el verano del 2008, se extiende como la pólvora por todo el mundo.

Repito, hay que ver esta película de Ferguson. Nos confirma muchas de las sospechas que tenemos, y nos confirma un libre mercado sin regulación y sin contrastes. Significa la crisis permanente y el fin del Estado del Bienestar. Un libre mercado sin controles nos puede llevar de nuevo, en cualquier momento, a otra crisis como la que estamos pasando. La SOCIALDEMOCRACIA se tiene que organizar y hacer frente a este tipo de grandes cuestiones.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: