RAJOY TIENE PREPARADOS LOS RECORTES EN LA ATENCIÓN SANITARIA, PERO NO SE ATREVE A DECIRLOS.

Ayer, jueves 2 de junio, se reunió Rajoy con sus principales responsables políticos e institucionales. Y hablaron de las cuentas del Estado, de las Autonomías y de los Ayuntamientos. Y sobre todo hablaron de la Sanidad.

En el caso de la Sanidad, comenzó Rajoy a enseñar la punta de sus intenciones. Para ello, ha filtrado cifras escalofriantes de deuda y ha dejado entrever la imperiosa necesidad de recortes drásticos en el campo de la asistencia sanitaria a los ciudadanos y ciudadanas. ¿Quién es el culpable de toda esta situación?. Respuesta: El Gobierno socialista y ahora, sobre todo, Alfredo Pérez Rubalcaba… Ésta es su estrategia, preparar el terreno para salir en tromba todo el PP a decir que hay que hacer urgentemente recortes sociales porque si no todo se va al garete.

Hasta ahora esta estrategia de culpar a los socialistas le ha dado un buen resultado. Pero Mariano Rajoy comienza a estar muy preocupado porque algo importante ha cambiado. Primero, que ahora el candidato de los socialistas es Alfredo. Segundo, porque el Partido Popular ha ganado las elecciones en bastantes Comunidades Autónomas y en muchos Ayuntamientos, y a lo largo de este mes de junio pasan a gobernar y a tener que decidir. Decidir el gasto social y los recortes. Tercero, porque la Sanidad está transferida a las Autonomías.

Y claro, Mariano Rajoy sabe que los ciudadanos y ciudadanas en las recién celebradas elecciones nos han castigado esencialmente por una razón: Por el paro. Pero esos mismos ciudadan@s que no nos votaron no estarán dispuestos a que por una mentira, de todos conocida, ahora se defienda que por culpa de los socialistas hay que recortar y transformar el servicio sanitario. La culpa, si se puede emplear este término, la tiene la crisis y todos los que la generaron. Pero no, ni el Gobierno ni los trabajadores. Y si algo no quiere el Gobierno es limitar los derechos sociales, y en concreto todo lo referente a la salud de los españoles.

Que España tiene una importante deuda que debe reducir es cierto. Pero esto lo viene diciendo el Gobierno desde que ha comenzado la crisis. El Gobierno español tiene muy presente nuestra deuda y está tomando las medidas que procede. Antes y ahora, y lo hace con una obsesión ideológica: El mantenimiento de los derechos sociales del Estado del Bienestar.. Control de la deuda, sí. Aprovechar la crisis y la cuestión de la reducción de la deuda para acabar con el Estado del Bienestar, no. Ésta es la diferencia entre las posturas del Partido Socialista – Gobierno Socialista y el Partido Popular.

Pero las diferencias van más allá. Una, fundamental, que el Partido Popular oculta sus auténticas intenciones: Intentar a partir de ahora ganar las Elecciones Generales, para a continuación coger el hacha y emprender un ataque frontal contra el Estado del Bienestar. Lo que ocurre es que en la reunión mencionada, muchos barones populares, de los que gobiernan en Autonomías, le dijeron a Rajoy que ellos también tenían una deuda importante. Como se ve no sólo la tiene el Gobierno del Estado… Luego, cuando Rajoy habló con los periodistas, rebajó la importancia del tema, para evitar preguntas incómodas pero clarificadoras sobre las finanzas de las Comunidades por ellos gobernadas (Murcia, Madrid, Valencia,…), a la espera de alargar en el tiempo las patrañas y los embustes, y acercarse así a las próximas Elecciones Generales…

Terminaré diciendo que tengo la intuición de que la suerte se le está acabando a Rajoy. Y recordando a los atletas corredores de fondo (cosa que está muy de moda últimamente), me imagino a Rajoy camino de la meta, afectado por una fuerte gastroenteritis, con lo incierto e incómodo que debe ser para un ilustre corredor como éste una situación de este tipo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: