DE CAMPAÑA ELECTORAL: DE BARBASTRO A MONZÓN.

Ayer por la tarde, día 19 de mayo, como comuniqué en facebook, estuve en los actos electorales del PSOE en Barbastro y en Monzón. Salí de Huesca a las 19 horas y tuve ocasión de disfrutar de la autovía Huesca-Lérida. Íbamos hablando y comentaba el diferente compromiso y su ejecución del Partido Popular y del Partido Socialista. La diferencia está en que el Partido Popular gobernó ocho años y ni siquiera comenzó la circunvalación de la ciudad de Monzón. En cambio, el Partido Socialista, en siete años, casi ha acabado el trayecto Huesca-Lérida. En pocos meses lo estará.

De Siétamo a Monzón fuimos en autovía. Hacía una buena tarde y me permitió también recordar mi pasado profesional  y político en la parte oriental de la provincia de Huesca. Llegamos a Barbastro, lo atravesamos por el centro de la ciudad hasta llegar al Centro de Congresos. Era muy fácil observar la importante transformación que ha experimentado la ciudad. Diré que yo tuve ocasión de conocer muy bien Barbastro en los años 70 del pasado siglo y sé muy bien cómo era la ciudad del Vero. Pocos años más tarde, a comienzos de los 90, tuve que ver mucho con la cuestión de los colegios, en especial con el colegio de la Merced. Hoy algunos profesores todavía me recuerdan, cuando les decía que el compromiso del Ministerio de Educación era firme y que iba a hacer una “nueva Merced”, que no se lo creían. Y sí, se hizo.

En este estado de ánimo, entre el pasado y el presente, contento, satisfecho, saludé en la parte principal del Centro de Congresos al Alcalde Cosculluela. Y con él a muchos compañer@s de Barbastro y de la Comarca del Somontano. Y también tuve ocasión de saludar a muchos periodistas. Algunos no los conocía. También fue grato este encuentro con los Medios. Como es habitual en mí, fuimos muy puntuales y este hecho nos permitió intercambiar opiniones con muchos compañer@s. Estaban razonablemente esperanzados. Entre ellos se encontraba una amplia representación de Juventudes Socialistas, entre ellos María Rodrigo y Marcel Iglesias. Me encontraba bien, a gusto, y me sorprendía a mí mismo al comprobar que sabía muchas cosas de Barbastro. Era como estar en casa.

Monzón: Marcelino Iglesias con Fernando Heras y Fernando Elboj.

Terminadas las intervenciones de Antonio Cosculluela y Marcelino Iglesias, sin perder tiempo, nos dirigimos a Monzón. En la ciudad del Cinca ya estaba todo el mundo presente. El acto era a las 21:30 horas y todo iba a comenzar con una calculada y milimétrica exactitud. Saludé a muchos amigos y amigas, y en éstas apareció el Alcalde Fernando Heras. Muy bien, la imagen y su presencia no podían ser más vitales. Sabe lo que quiere y defiende los intereses de Monzón como nadie. El acto duró aproximadamente una hora, y fue entonces cuando comenzó la verdadera fiesta, los encuentros y saludos de todos con todos. Una vez más me sentí muy a gusto, incluso llegué a decir a alguien que me sentía “más libre”. Después de once años estaba recuperando emocionalmente la provincia, mi provincia que tan bien conozco.

Me despedí del Alcalde, y de mis primeros compañeros de viaje, los entonces parlamentarios Ernesto Baringo y Diego Díaz, y de la actual Diputada Teresa Villagrasa, de mis compañeros de agrupación, y del Presidente Marcelino Iglesias. A éste le dije: “Hasta mañana Presidente, en Huesca, en la Plaza Mayor”. A las once de la noche retornábamos a la ciudad de Huesca.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: