EVA ALMUNIA DE CAMPAÑA EN LA CIUDAD DE HUESCA.

Eva Almunia ayer en la ciudad de Huesca.

Fijaros en la fotografía que hemos seleccionado para este post: Se trata de una fotografía hecha en el acto electoral celebrado ayer en la ciudad de Huesca. Ésta es la Eva Almunia en auténtico estado de ebullición, la Eva en plena faena electoral. Se dispone a empezar y está a dispuesta a dar lo mejor de sí. Una Eva Almunia convencida de que lo puede hacer muy bien, de que está preparada y de que ha llegado su momento. Estos últimos días en Zaragoza y en Huesca ha estado más segura que nunca. Fijaros cómo se ajusta los pantalones. Seguro que ningún experto en imagen le hubiera recomendado hacer este gesto. Un gesto en cambio que llega a la gente, que muestra cómo es la candidata, cómo se dispone a comunicar a los ciudadanos, a los que por supuesto conoce mucho y muy bien. Eva es así, natural y espontánea. Lo afirmo porque no sólo conozco a Eva como compañera y en sus distintas ocupaciones institucionales. También la conozco desde que era una adolescente en el Instituto de Binéfar, y cosas del destino fue alumna mía.

Y si hay algo fiel a la verdad objetiva de la realidad es la imagen que los profesores conservamos de nuestros alumnos y alumnas. Eva siempre ha sido así, por lo que cabe afirmar que ella se traía ya por su propio mérito y condición un sabroso pan bajo el brazo, su forma de ser. Y eso sí, Eva tuvo la suerte de tropezar con un auténtico maestro de cámara, permítaseme decir que florentino donde los haya, y ponderado como buen montañés que es Marcelino Iglesias. Hoy Eva vuela por sí sola, pero en su zurrón lleva las cualidades de un buen maestro, así como las capacidades propias. Si Eva Almunia hubiera sido torero, hubiera sido o José María Manzanares hijo, o el nuevo maestro, Miguel Ángel Perera. Y es que Eva torea como los ángeles.

En el mitin de ayer por la tarde en Huesca lo pasé muy bien.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: