LA LEY DE LA “DEPENDENCIA” BIEN VALE UNA LEGISLATURA.

Es verdad. La Ley llamada de la Dependecia afronta y resuelve una de las grandes asignaturas pendientes del Estado del Bienestar: La atención a fondo de los problemas de la discapacidad, entendida ésta en un sentido muy amplio, tanto para los afectados personalmente como para sus familias. La Ley de la “Dependencia” es la gran respuesta solidaria que faltaba por afrontar. Era la deuda histórica con los más necesitados, con aquellos que dependen de los demás y que tienen derecho a un trato preferente.

Zaragoza. Campaña electoral. Rodríguez Zapatero con Marcelino, Eva y Juan Alberto.

Por eso, fue muy ilustrativa la referencia que hizo el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero en el mitin de ayer, domingo 15 de mayo, en Zaragoza, en referencia al mitin celebrado el sábado en la ciudad de Valencia. El Presidente contó lo que sigue: A la salida del mitin se me acercó un ciudadano y me dio las gracias por  haber hecho la Ley de la Dependencia, y mencionó a un hermano suyo, con discapacidad profunda. Y habló de las dificultades que ambos habían pasado a lo largo de muchos años, y de cómo ahora al reconocerse la situación de su hermano y adquirir la correspondiente compensación económica se les habían resuelto los problemas, pasando así del pozo en el que habían estado a poder vivir con dignidad. Y el Presidente Zapatero añadió que dicho ciudadano había apostillado sus palabras con una afirmación muy similar a la siguiente: ‘La Ley de la Dependencia bien vale una legislatura’.

Y si se quiere explicar, eso lo digo yo, el sentido de la expresión sería el siguiente: Bastaría la Ley de la Dependencia para justificar el sentido y el bienhacer de una legislatura. Y es que una sociedad que garantiza una vida digna a los dependientes y a sus familias es una sociedad avanzada, moderna y solidaria. Y frente a esta prioridad del Gobierno de la Nación, el Partido Popular poco tiene que ofrecer. Espero que muchos ciudadanos y ciudadanas reflexionen en profundidad sobre lo que hacemos nosotros y sobre lo que se nos impone y de lo que somos víctimas. Es decir, la Ley de Dependencia la ha hecho un Gobierno Socialista. Son otros los que han producido la crisis y el Gobierno de la Nación el que tiene que resolver el desaguisado. Y como este ejemplo podemos poner otros muchos.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: