A MODO DE EMBARCADERO.

 

No nos privamos de nada. En el estanque que forma parte del Punto Zoológico decidimos establecer una zona para aves acuáticas pequeñas. Separamos la zona del puente a base de una serie de mallas metálicas sólidas que permitan pasar el agua y no así al resto de animales adultos. La estructura también dificulta el acceso a los gatos. De todos es sabido que los gatos no son muy amigos del agua.

Pero de entrada había una dificultad. Y es que las aves pequeñas recién salidas del cascarón son muy expertas en moverse en el agua pero no así el poder subir a zonas secas donde comer, dormir y reposar con la madre. Esta limitación la han superado las brigadas municipales haciéndoles una plataforma basculante. En la fotografía se ve  como alguno de los patos, aunque ya algo grandotes, resbala y tiene que hacer equilibrios para subir o bajar por la plataforma, que en cuanto que es basculante se mueve según el peso del animal o animales que transitan por la misma.

Por eso digo que no nos privamos de nada.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: