UN BATIBURRILO DE FECHAS.

 

No sé muy bien por qué en un momento determinado las fechas se convierten en una especie de hilo conductor de las decisiones y de los acontecimientos. Este post va a ser, seguro, un batiburrillo de fechas importantes para mí.

Estoy en Madrid, estamos en estos momentos en el debate sobre la prestación de servicios de tránsito aéreo y se está produciendo la reglamentaria sucesión de intervenciones de Portavoces. En una mañana lluviosa se mezclan en mi cabeza la prestación de servicios de tránsito aéreo, el Ministro José Blanco, que ha venido en persona ha tratar la cuestión, la lluvia, no para de llover en Madrid, y el aniversario de la proclamación de la II República Española.

Hoy es 14 de abril, y no puedo olvidar que otro catorce de abril distinto al de 1931 se produjo uno de los momentos más duros, complicados y dramáticos como fue la tragedia de la empresa Harinas PORTA de Huesca. Un catorce de abril del año 2005, en plena sequía, otro de los momentos de mayor dificultad que ha atravesado la ciudad de Huesca desde hace muchos años y que me tocó gestionar a mí, coordinando el esfuerzo de las administraciones Central, Autonómica y Local para evitar lo que hubiera sido un tremendo callejón sin salida para el equipo de gobierno de ese momento, en mayoría absoluta, y, de forma muy especial, para este Alcalde.

Pero no quiero insistir en estas fechas que mucho se ha hablado de ellas y se seguirá haciendo, sino que quiero acordarme también de algo tan personal como el hecho de comenzar a ir a un gimnasio, a hacer actividad física. El catorce de abril del año 2008 pisé por primera vez, con mi bolsa de deporte y todo el equipo reglamentario del buen gimnasta (¡!), la puerta de un conocido gimnasio de la ciudad de Huesca. Como se deduce, llevo dos años acudiendo al mismo. Y una vez mas lo único en lo que quiero insistir es que esto del gimnasio es estupendo y se lo recomiendo a todo el mundo: A los jóvenes, a que hagan actividad física y deporte en el gimnasio o donde sea, y lo que sea, y a los otros, a los de mi edad, unos chavales redomados (y si no que se lo pregunten a mis queridos adversarios políticos) lo mismo. [Aquellos que lean este post y me conozcan de antaño, pensarán: “¿Quién te ha visto y quién te ve?”. Que es lo que pienso yo, pero afortunadamente. Hay que saber cambiar y hay que saber mover pieza cuando hay que mover pieza. Esto último va en clave]. Repetiré una vez más que he llegado tarde a todo esto del cardio, las pesas y los estiramientos, pero merece la pena. Se está mejor y se ven los años como una insignificante carga.

Y como mañana tengo que hablar de una decisión tomada por mí en lo últimos días, y no quiero adelantar más, diré que dos fechas que he manejado últimamente son la del 27 de mayo y la del 3 de julio.

Feliz día de la conmemoración del 79 aniversario de la II República española.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: