EL QUE DESTRUYE ES EL SER HUMANO.

 

Lo siento Ramón. Sigo tus historias con detalle, pero en esta ocasión te has equivocado. Sé lo que quieres decir, pero la imagen de un gran animal, de pinta y tamaño de un dinosaurio, persiguiendo a una delicada planta para visualizar los desastres que el ser humano está haciendo con el medio ambiente en el planeta Tierra, no es la adecuada. Tendrías que haber dibujado uno o muchos hombres-mujeres persiguiendo a la delicada margarita. Incluso con el rostro más angelical el ser humano es capaz de cometer las mayores atrocidades. Pongámosle su verdadera faz. En cualquier caso, tu idea e intención están claras.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: