FLOR DE CACTUS: “ESCAPÉMONOS Y VIVAMOS DE SU PENSIÓN”.

 

Es conocida mi obsesión por los guiones de las películas. Con un buen guión se tiene conseguida una parte considerable de una buena película. Es lo que pasa en “Flor de Cactus” de Gene Sacks. Un buen guión y una buena interpretación y a pasar un buen rato, sin aspavientos ni historias.

Esta película la he visto varias veces y últimamente a trozos en TCM. Y siempre me lo paso bien. El otro día tomé deprisa y corriendo unas notas sobre un diálogo en la recta final del filme.

Están todos en el pub, en pleno enredo, porque el final es un enredo de todos con todos, como está mandado: Enredados y algo bebidos. Y así el amante provisional y de enredo de Toni Simmons (Goldie Hawn), el jovenzuelo Igor (Rick Lenz), bailando con la veterana Ingrid Bergman en el papel de la señorita Dickinson, enamorada en secreto del vivalavirgen  Julián (Walter Matthau)… es decir, bailando Igor y la señorita Dickinson se enrollan de la siguiente manera: 

Igor.- Escapémonos y vivamos de su pensión.

Señorita Dickinson.-   ¡Pero si puedo ser su madre!.

Igor.- No nos pongamos neuróticos por cuestión de la edad…

En una palabra, queda muy claro el trabajo de los intervinientes en el guión: Pierre Barillet, Jean-Pierre Grédy y Abe Burrows.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: