POR LA VOZ RECONOCÍ A MONTSERRAT DOMÍNGUEZ.

 

Con Montserrat Domínguez en el Palacio de Congresos de Huesca.

Transcurría la recta final de la mañana del viernes, 12 de febrero, y estaba muy emocionado porque iba a recibir a Antonio Fragua “Forges”, persona a la que me une un sentimiento fraternal muy importante, y a Montserrat Domínguez, que acudía a clausurar el XI Congreso de Periodismo Digital.

Los tiempos se sucedían con rapidez y sin que yo los lograra dominar completamente. Forges me dio una especial sorpresa, dibujando en el Libro de Honor del Palacio de Congresos de Huesca una viñeta que no olvidaré jamás.

Conmocionado por esa viñeta bajé las escaleras con rapidez porque iba a comenzar la clausura del Congreso de Periodismo Digital y Montserrat Domínguez estaba pendiente de que se iniciara el proceso. Bajé las escaleras con rapidez y la vi desde una cierta altura. Ni corto ni perezoso, y sin que lo hubiera pensado en absoluto, me acerque a ella y cuando estaba a unos dos metros, avance levantando mi mano izquierda con la palma de la misma extendida, cubriéndole el rostro a Montserrat y dejando sus ojos y su frente al descubierto.

Con confianza y desparpajo le dije: “Sí, eres tú”.

Me refería a que era Montserrat Domínguez. Así, mis palabras significaban que la reconocía por su voz. No había duda, a una excelente profesional la identificaba por su voz y no porque tuviera información previa sobre su físico. Es una de las cosas maravillosas que tiene la radio: La estrecha vinculación que se establece entre unas voces y los oyentes de las mismas. Todo un mundo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: