CAYETANO RIVERA ORDÓÑEZ: “El casi no basta”.

 

– … ¿Recuerda su primera noche fuera de casa?. [En el extranjero].

– Yo tenía once años y mi madre nos apuntó a mi hermano y a mí a un campamento en EE UU, sin saber una palabra de inglés. Lo pasé fatal, lloré mucho, pero luego no quería volver. Así que, cuando a los catorce años me vendieron la idea de ir a un internado suizo, me pareció bien. Era como cuando se queda un amigo en casa a dormir, pero todos los días.

Sus amigos lo describen como cabal, reservado, fiel, competitivo, perfeccionista… ¿Y controlador?.

– Es verdad que doy muchas vueltas a las cosas antes de actuar, me gusta tener control sobre mí mismo, aunque entiendo que hay veces que ni todo es controlable ni debería serlo. Creo que hay que hacer lo que se siente y que a veces te arrepientes más de no actuar que de hacerlo y equivocarte.

 

[CITA. VANITY FAIR. Entrevista a Cayetano Rivera Ordóñez, por Virginia Galvín. 01.12.09. Núm. 16]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: