CRISIS, PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO Y LEY DE ECONOMÍA SOSTENIBLE.

 

El Debate sobre Presupuestos Generales del Estado (PGE) es siempre un debate muy importante. Pero en la situación que estamos viviendo, los Presupuestos para el año 2010 se encuentran totalmente condicionados por la grave crisis económica que atravesamos. En otro contexto, el debate sobre los mismos sería diferente. En un contexto de crisis, como el actual, el presupuesto debe estar orientado a resolver los problemas principales del momento y, en el caso que nos ocupa, a iniciar la transformación del propio modelo productivo.

Debemos tener en cuenta que la crisis en general afecta más a los que menos tienen, en especial la crisis traducida en desempleo. Añadiendo a ello que la actividad empresarial se ha visto muy condicionada y los ingresos de la Administración Central sensiblemente reducidos. Tenemos menos recursos y más necesidades imperiosas que atender.

Añadiré que esta situación se afronta según planteamientos ideológicos y sociales bien diferentes. Para los ciudadanos progresistas es imprescindible generar actividad empresarial y, en consecuencia, empleo. Son dos principios incuestionables, pero acompañados de la puesta en marcha de políticas sociales que atiendan las necesidades personales y familiares de los que se encuentran en una situación más precaria, muy en especial de los desempleados.

Y es en esta última cuestión donde se produce la gran discrepancia con los planteamientos conservadores. Para resolver la crisis, estos últimos defienden entre otras medidas, la restricción de los derechos sociales de los trabajadores. Hecho éste que los socialistas no estamos dispuestos a aceptar. La crisis no la debe pagar precisamente los que no la han generado.

Los Presupuestos Generales del Estado en el Senado.

Los Presupuestos Generales del Estado para el año 2010 deben tener, y tienen, como objetivos prioritarios: 1- La iniciación del camino de la recuperación socioeconómica, 2.– la protección de los ciudadanos más afectados por la crisis y, 3- el avanzar hacia el equilibrio presupuestario, aplicando una contundente austeridad en todos los gastos corrientes y no urgentes. Porque el gasto no puede ser constante y sin límite.

Debemos hacer el máximo esfuerzo para salir cuanto antes de la crisis económica. Pero, en absoluto salir de la crisis para continuar haciendo las cosas de la misma manera, con los mismos riesgos que nos conduzcan  de nuevo a situaciones como la actual, y que los verdaderos responsables salgan de rositas otra vez.

España necesita cambiar su modelo productivo. De allí que estos Presupuestos estén ya en parte orientados a  dicho cambio. Pero va a ser la  futura  Ley de Economía Sostenible, que acaba de presentar públicamente el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero, la gran norma en la que se inspirará el cambio del modelo productivo.

Diré a continuación que estos Presupuestos hacen el mayor esfuerzo posible por el cambio del modelo de la promoción-construcción, basado en una especulación sin límites, por otro modelo fundamentado en el conocimiento, la investigación científica e industrial, los avances tecnológicos, las energías renovables, el ahorro energético y la lucha contra el cambio climático.

Los presentes Presupuestos Generales del Estado contemplan por encima de todo el principio de la solidaridad, de allí que más de la mitad del Presupuesto se dediquen a políticas sociales. Para el año 2010 el gasto social representa el 51,6 %  del gasto total y aumenta un 3,8 %  respecto al Presupuesto del año 2009. Se trata de un “Presupuesto social adaptado a un período de crisis” , como afirmó la Vicepresidenta Elena Salgado en el debate de Totalidad de los PGE 2010 en el Congreso de los Diputados.

El incremento de dicho gasto social se explica por el mayor gasto del Servicio Público de Empleo, así como el esfuerzo en materia de Dependencia, pensiones más bajas, Educación y políticas de vivienda. No olvidemos la denominada inversión productiva, en materia de infraestructuras y de I + D + i.

Para poder asumir estos gastos es preciso generar ingresos suficientes. Y ya hemos dicho que uno de los efectos más perjudiciales de la crisis está siendo la reducción de los ingresos del Estado. Éste es, pues, el contexto en el que se enmarca la subida impositiva prevista en los Presupuestos para el año 2010. Ello conduce a que en una grave crisis económica como la actual, la mayoría de los ciudadanos debamos contribuir solidariamente a resolver la situación de quienes están pasando por un grave problema. El que no tiene no puede colaborar, el que tiene bastante, mucho y por supuesto muchísimo sí debe hacerlo, solidariamente.

[CITA. Diario del Altoaragón. Opinión: “Crisis,Presupuestos Generales del Estado y Ley de Economía Sostenible”, por Fernando Elboj Broto, Alcalde de Huesca y Senador por la provincia de Huesca. 27.11.09]

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: