EL GANADO TIENE QUE TENER UN PASTOR POR DELANTE Y UN PERRO GUARDIÁN.

 

Manuel Pizarro siempre se ha caracterizado por sus dotes oratorias. Habla muy bien y explica mejor, que no es lo mismo una cosa que otra. Hay quien objetivamente habla muy bien y en cambio no hay quien lo entienda. No es el caso del ex Presidente de Ibercaja. Y que esto es así, lo demostró el otro día a la hora de proponer remedios para la actual situación del Partido Popular. Creo sinceramente que su ejemplificación de lo que debe ser la receta mágica, milagrosa, la expuso con una claridad meridiana. Ni el mejor de los maestros rurales hubiera acertado más a la hora de explicar a sus alumnos y alumnas cómo afrontar una situación de crisis social, incluso en el aula. “El ganado tiene que tener un pastor por delante y un perro guardián”. De entrada, la imagen no puede ser más poderosa. Porque, ¿quién no ha visto la tópica imagen del rebaño de ovejas, con  el pastor y el perro?. Yo lo he visto muchas veces en la provincia de Huesca, y por supuesto que de igual manera Manuel Pizarro en la de Teruel. (Seguro que dicho esto, los Senadores Ángel García y Ángel Lacueva ya habrán apostillado alguna parrafada de sabiduría de sierra turolense).

1181.Pastoreo de ovejasPero, Pizarro no deja la imagen allí y añade: “El líder tiene que ir delante, llevar un Secretario General que ponga orden y un motor muy claro”. El motor han de ser, según Pizarro, “los principios, los valores e ideas con los que intentas imantar a la sociedad”. Este ideario estratégico recuerdo haberlo escuchado años ha en múltiples prédicas. Es verdad que eran otros tiempos, las didácticas más contundentes, y el ganado más precavido y pragmático, no más dócil ni sumiso. La conclusión del Diputado Pizarro no puede ser más concluyente: “Cuando no se hace esto, el ganado se desparrama”.

Está claro, estoy seguro que Manuel Pizarro ha puesto la guinda a la situación. He leído varias veces su consejo, y tengo claro en que consiste el motor, por supuesto, quien es el líder, visto lo visto últimamente, quien el Secretario General, pero no me atrevo a decir a quien le ha repartido el papel de perro guardián. ¿Será al que muchos imaginamos?. No me atrevo a decirlo. Lo comentaré con los compañeros de Teruel en el Pleno del Senado la próxima semana. Ya les contaré algo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: