QUIEN GUARDA, ENCUENTRA.

 

Qué verdad es aquella que dice el refrán: Quien guarda, encuentra. Esto pasa hasta en los Ayuntamientos. Cuando uno tiene un rato y se acuerda de ir a revolver en las naves (almacenes) municipales, seguro que encuentra muchas cosas. Y es que las brigadas municipales tienen una excelente costumbre que es la de recoger todo tipo objetos y materiales que saben que algún día se podrán volver a utilizar o a reutilizar.

Es más, hay ciudades en el mundo que inteligentes y previsoras han llegado a constituir museos de la ciudad a base de un sinfín de dichos objetos y materiales de carácter netamente urbano y que en un momento determinado dejan de tener utilidad. Son los museos-trasteros que en serio o en broma se convierten en auténticos muestrarios que describen la realidad social, económica y cultural de un momento determinado. Se junta todo, se guarda todo, se expone todo,… Vamos, igual que las naves municipales. Más de una vez he pensado en hacer un museo-trastero de éstos, pero al final el problema ha sido siempre el mismo: el dinero y las prioridades. Ya veremos.

Kiosco.29 Octubre 09. 003

Kiosco: Punto de información verde.

Y todo este comentario lo improviso a partir de la fotografía que acompaña al mismo: La fotografía de un antiguo kiosco que un día estuvo ubicado en las Cuatro Esquinas de la ciudad de Huesca (centro ciudad). Un kiosco de prensa y chucherías, muy conocido. Luego vinieron los tiempos más modernos y el kiosco se cambió por uno nuevo, más funcional. Y el viejo alguien lo hizo guardar, y como se guardó, lo encontramos, y hoy lo estamos restaurando, y lo vamos a reutilizar como espacio de información del Punto Animal, y para que no se deteriore, lo reubicaremos dentro de un invernadero, en desuso desde hace unos veinte o treinta años, y que a su vez dicho invernadero va a ser el edificio de un museo verde (parques, huertas, bosques, jardines,…).

El kiosco es precioso, y los técnicos municipales lo están restaurando con gran mimo y cariño. Artesanía pura. La madera es extraordinaria, magníficamente conservada. La estética se puede apreciar en la fotografía: muy cuidada. Y es que, muchas veces, ¿dónde está la diferencia entre el arte y la denominada artesanía?. Pero éste es otro tema.

Yo estoy encantado. Además estamos reciclando y reutilizando todo tipo de materiales, instrumentos e inmuebles. Estamos en crisis y algo tendremos que aprender. Está claro que cuando la cartera está llena es muy fácil hacer las cosas, pero, ¿hacemos mejor y más razonablemente las cosas por el hecho de disponer de más presupuesto?. ¿Dónde están los límites razonables entre la inversión y el consumo necesarios, y lo superfluo, innecesario y prescindible?. Ésta sí es la cuestión.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: