ANA DE ARMAS: “ENTIENDO QUE VAYAN AL CINE A VERME LAS TETAS, PERO DA PENA”.

 

ANA DE ARMAS CASO (La Habana, Cuba. 1988).

Ana de ArmasMAL  TRAGO: En un rodaje, era muy jovencita y tenía novio, tenía una escena de amor y me puse a llorar, tuve que parar. ¡Estaba tan enamorada y era tan pequeña!.

“UNA ESPINITA CLAVADA: Ha sido una pena lo de Mentiras y gordas. Entiendo que vayan al cine a verme las tetas, pero yo me esforcé mucho, ¡mírame a los ojos!, da pena que se haya quedado en un nivel un poco despectivo”.

 

[CITA. FOTOGRAMAS. “Relevo 2009”. Septiembre 2009]

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: