CRÓNICA DE UN GRATO MEDIODÍA DE FINALES DEL MES DE AGOSTO 2009.

 

Era el medio día del último domingo del mes de agosto. El concierto había comenzado. La cosa iba a ir de Mozart y Chopin. La Fantasía K397 Re m de W. A. Mozart y los 24 Preludios OP. 28 de F. F. Chopin. El maestro Carlos Faxas García previamente nos había comentado el por qué de la elección de  la Fantasía de Mozart. Luego lo haría con Chopin. A Carlos Faxas le gusta explicar las razones que le llevan a la elección de las obras que componen sus conciertos. Es un buen pedagogo. Se le entiende bien y resulta ameno.

C. Faxas en el Casino.

C. Faxas en el Casino.

Había comenzado el concierto. Pero yo no podía evitar el acordarme que en esos momentos la Sociedad Deportiva Huesca estaba jugando en Elche su primer partido de la Liga de Fútbol. De igual manera, comenzaba así su andadura en la segunda temporada en la Segunda División A.  Me había comprometido con el concierto y al concierto acudí. Los compromisos están, al igual que los programas electorales (sic), para cumplirlos.

Carlos Faxas demostró su maestría sobre todo en los 24 Preludios de Chopin. Romanticismo sin apelativos. Sin partitura y de forma continuada -nos pidió que no aplaudiéramos entre pieza y pieza- fue desgranando una variadísima catarata de formas y contenidos musicales. Los presentes reconocimos su trabajo con un prolongadísimo y reiterado aplauso. Llegó la hora del bis. Lo tenía todo previsto. Nos regaló un Preludio compuesto por él e interpretado a una mano, la mano izquierda. Explicó las razones del por qué de la composición y de la interpretación.

Hubo un detalle que atrajo mi atención: sus zapatos. Estaba en primera fila, Zapatos-2a la altura del teclado del piano, y eran sus manos y sus pies los dos elementos instrumentales clave que de forma mimética atraían mi atención. Y con ellos, los zapatos. Vestía con estilo, con aire caribeño. A nadie extrañaba. En esos zapatos estaba, al menos en mi mente,  en buena medida, la simbología de la creatividad caribeña.

Carlos Faxas García nació en Guanabacoa, villa perteneciente a la Habana, Cuba. Actualmente es pianista de la Compañía Nacional de España de Danza que dirige Nacho Duato.

Terminó el concierto. Se fue el público y nos quedamos unos pocos viendo el final del partido de fútbol. Ganó el Huesca al Elche, en Elche: 0-2. Hemos empezado muy bien, al igual que continúan muy bien los Conciertos de los últimos domingos de mes en Música en el Casino. En el Salón Azul.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: