EL TEATRO, A PESAR DE LA CRISIS, MANTIENE TODA SU VITALIDAD.

 

Verónica Forqué (centro) junto a Miriam Díaz Aroca  (izquierda) y María Barranco (derecha).

Verónica Forqué (centro) junto a Miriam Díaz Aroca (izquierda) y María Barranco (derecha).

 

Sólo hay que ver a estas tres excelentes actrices en este contundente primer plano para comprender su enorme vitalidad y convicción a la hora de montar la obra de Woody Allen, “Adulterios”. Y quiero añadir: a pesar de la crisis.  Dicen los expertos, y especialmente los hombres y mujeres del teatro, que en los momentos de dificultad la sociedad acude más a ver los espectáculos que se representan. No deja de ser una paradoja que estando en una importante crisis socioeconómica, sea el teatro, del que se dice desde hace mucho tiempo que está en permanente crisis, el que responda mejor a los avatares del momento. Pues, por lo mucho que me gusta el teatro y por importante que es, me alegro sobremanera.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: