BEBAMOS AGUA DEL GRIFO.

 

M. Cacciari

M. Cacciari

Hojeando este fin de semana la revista “Pronto” me llamó la atención una noticia cuyo titular venía a decir más o menos así: El Alcalde de Venecia insta a los venecianos a beber agua del grifo. Como comprenderás me lancé a devorar la noticia. Y la razón de ser de la decisión del Ayuntamiento de Venecia, era según el comentario de prensa, el contrarrestar los efectos negativos sobre el medio ambiente de tanta y tanta basura procedente de todo tipo de envases relacionados con el agua embotellada. Es un hecho evidente que una buena parte de los males que soporta este ya maltrecho planeta tienen que ver con capítulo de los envases, de los plásticos y otros.

Esta razón que ha movido al Alcalde de Venecia, al filósofo y profesor universitario doctor Massimo Cacciari, a hacer una campaña publicitaria en el sentido indicado al principio de este comentario, ya de por sí tiene toda la lógica del mundo que se haga. Pero añadiré más. Tiene sentido hacer la campaña no sólo por la cuestión de los envases si no porque al ser buena el agua de boca, ¿por qué comprar el agua embotellada?. Está claro que el hecho de haber introducido en nuestras costumbres el agua embotellada como un elemento necesario e imprescindible, cuando tenemos al lado, a nuestro alcance, el grifo del que viene el agua de la red general correspondiente, a todas luces parece una costumbre extraña, prescindible,… un ejemplo de tantos sinsentidos que conforman los modelos de desarrollo socio-económicos no sostenibles. ¿Por qué pagar y por qué pagar más por un bien que en la mayoría de nuestras ciudades es un bien suministrado por los poderes públicos, a un coste sensiblemente inferior que en el caso de la suma global que supone la compra habitual de los embotellados?.

Es el caso de Huesca. El agua del grifo en la ciudad de Huesca no sólo es que sea potable, es que es una buena agua. La ciudad está haciendo un considerable esfuerzo porque así sea. Como promociona el Alcalde de Venecia, Massimo Cacciari, bebamos Acqua Veritas, es decir el agua de verdad.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: