LA FIESTA (QUE ES TRABAJO) Y EL TRABAJO QUE ES TRABAJO.

 

Día 14, 9 horas, en el despacho

Día 14, 9 horas, en el despacho

La fiesta lleva su ritmo y la ciudad el suyo. El ritmo de la ciudad, aunque a alguien no se lo parezca, no es exactamente el ritmo de la fiesta.  Uno es parte del otro, y éste último tiene sus reglas y sus protagonistas. La vida convencional de la ciudad no se detiene. Por ejemplo, la vida administrativa. Los plazos siguen, las propuestas de los ciudadanos continúan llegando, bien es verdad que en menor cuantía. Pero a veces éstas son importantes, a veces graves, y hay que estar al tanto, muy pendientes. De allí que todos los días laborables de esta semana haya subido al Palacio Consistorial para firmar, para hablar con responsables de las distintas áreas y para, en definitiva, tener una información puntual sobre la fiesta y todo lo demás, de aquí y, de aquí, fuera.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: