BODEGÓN LAURENTINO. PROPUESTA PARA LA BASE DE UN PRÓXIMO RETABLO DE LA BASÍLICA DE LORETO.

 

Dentro de la simbología laurentina popular, los elementos más característicos proceden todos ellos de las huertas del entorno de la ciudad. La fotografía expuesta está obtenida de la ofrenda hecha al Santo en la misa en honor al Patrón San Lorenzo, celebrada en la Basílica de Loreto este pasado domingo. La ofrenda es la de siempre, con escasas variantes. Domina la albahaca, la hierba aromática por excelencia en nuestra tierra. Le siguen flores muy diversas, con la novedad introducida en los últimos años de la flor del girasol, bonita y espectacular donde las haya. En el campo de las hortalizas, se ofrecen tomates, pimientos, cebollas, berenjenas y pepinos. Y entre las frutas, dominan mayoritariamente los melocotones. El melocotón, acompañado de vino tinto, es nuestro postre festivo por excelencia. En el muestrario se añadieron algunos racimos de uva, obviamente de otros territorios, es pronto para que la uva moscatel esté ya madura. No me dejaré frutas de sabor tropical pero no por eso menos apreciadas: los plátanos y la piña. Y por supuesto, siempre se ofrece al Santo un repertorio de repostería oscense: castañas de mazapán, colinetas, trenzas, dobladillos, magdalenas, bizcochos,…

Conforme todas estas ofrendas se iban depositando al pie del altar se iba componiendo un colorista y variado bodegón. Un bodegón tan rico y espectacular como los muchos ejemplares de la pintura española de los siglos XVI y XVII. Comento ya que algún día un bodegón similar al de la fotografía deberá ser la base, pintada sobre tabla, de un gran retablo en esta Basílica dedicada a San Lorenzo, patrón de Huesca.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: