PARA CINÉFILOS: EL HOLOCAUSTO SEGÚN KUBRICK. (PREPARACIÓN DE UNA PELÍCULA QUE NUNCA LLEGÓ A HACER).

 

Las artistas Jane y Louise Wilson recuperan de los archivos del director material de ‘Aryan papers’, el filme que abandonó tras años de trabajo.

Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

La herencia cinematográfica de Stanley Kubrick no se limita a los 13 largometrajes memorables que realizó a lo largo de cinco décadas. A su muerte en 1999, el director nacido en Estados Unidos había almacenado en su casa de Londres miles de documentos, guiones, fotografías, dibujos y maquetas que utilizó en la preparación de sus filmes. Un material que refleja la meticulosidad y rigor del cineasta, un perfeccionista que se entregaba durante años a cada proyecto, lo que explica lo reducido de su filmografía.

Ese ingente archivo, que la familia de Kubrick donó en 2007 a la University of the Arts de Londres, incluye también proyectos que no llegaron a buen puerto. Como un biopic sobre Napoleón Bonaparte en el que trabajó durante 30 años, o Aryan papers, una película sobre el Holocausto basada en la novela de Louis Begley Mentiras en tiempos de guerra.

El primer proyecto murió para siempre en un cajón. Pero el segundo ha tenido una oportunidad de salir a la luz gracias al último trabajo de las artistas Jane y Louise Wilson, candidatas al Premio Turner en 1999, y célebres por sus piezas audiovisuales. Las hermanas Wilson presentarán el próximo 13 de febrero en la galería BFI Southbank una instalación basada en el material que Kubrick acumuló durante la preparación de Aryan papers.

La pieza, un encargo de Animate Projects, el British Film Institute (BFI) y el Archivo Kubrick, es el resultado del acceso que las artistas tuvieron al legado del director, judío no practicante, durante 10 días. “Nos llamó la atención la enorme cantidad de material que Kubrick había reunido para Aryan papers y el carácter obsesivo de su proceso creativo”, señala Louise desde Londres, durante una pausa en el montaje de la pieza, rodada en 16 milímetros, que tendrá una duración final de entre 10 y 20 minutos.

Durante varios años, el director de Espartaco, 2001: Una odisea en el espacio, La naranja mecánica, El resplandor y Eyes wide shut se entregó a la preproducción de la historia de una polaca judía y su sobrino, que se hacen pasar por católicos para evitar la persecución nazi en Varsovia. Kubrick llegó incluso a elegir a la protagonista, la actriz holandesa Johanna ter Steege. El esfuerzo, sin embargo, fue en vano: el realizador abandonó el proyecto tras el estreno en 1993 de la Lista de Schindler, de Steven Spielberg.

Aryan papers. Preparativos.

Aryan papers. Preparativos.

Para entonces, ya disponía de una copiosa documentación en forma de publicaciones de la época, archivos de los años treinta y cuarenta, y pruebas fotográficas y de vestuario de la actriz principal. Además de usar estas imágenes, tomadas por el propio Kubrick, las hermanas Wilson filmaron nuevo metraje con Ter Steege. “Nos intrigó mucho el guión de esta película, con un personaje femenino muy fuerte. Y, por supuesto, se trataba de una propuesta enigmática, puesto que la película nunca se llegó a hacer”, indica Wilson.

El Archivo Kubrick es un fiel reflejo de la titánica inversión de tiempo y energía que el cineasta dedicaba a sus trabajos. “Es imposible decirles qué voy a hacer, pero sí puedo decir que espero hacer la mejor película que se haya hecho jamás”, escribió Kubrick en una carta a un estudio en 1971 mientras preparaba su película sobre Bonaparte. Una ambición que nunca llegó a materializarse porque el proyecto, a causa de su prohibitivo coste, fue cancelado.

Según Louise Wilson, Aryan papers pudo haber sido el trabajo más personal y complejo del director: “Si se piensa en sus películas, en todas ellas existe una gran objetividad. Sin embargo, en Aryan papers Kubrick parece haber adoptado una posición más subjetiva. El material es muy emotivo y puede que a él le resultara difícil personalmente encontrarse en esa situación”.

[CITA. EL PAÍS. Cultura.12.01.09]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: