SOMOS CADA UNO DE NOSOTROS LOS MÁS OBLIGADOS A PREOCUPARNOS POR LOS PROBLEMAS QUE NOS AFECTAN EN PRIMERA INSTANCIA.

 

Estoy sorprendido y a la vez encantado con la intervención de Barack Obama dirigida a los ciudadanos negros de Estados Unidos. Sin pensárselo dos veces les ha dicho que ya vale de pretextos y que se dediquen a fondo a superar sus problemas. Y les ha hablado de una forma muy sencilla, directa y sin subterfugios: Trabajad, preocuparos de vuestros hijos, haced los deberes con ellos, llevadlos a la escuela,…

¡Qué bonito y qué cierto!. Les ha dicho que la Escuela es lo fundamental. Como decían los grandes regeneracionistas españoles del XIX y XX, Costa por ejemplo: Despensa y Escuela. O lo mismo, los líderes de la izquierda de esos tiempos. Si algo han tenido claro los trabajadores durante muchas décadas ha sido y es la importancia de la educación, la importancia de la Escuela a la hora de luchar por la liberación social, individual y colectiva.

Escuela infantilY va el Presidente del país más poderoso del mundo y se dirige a la gente de color diciéndole que trabaje, que se esmere, que pelee por superarse, que lleve a sus hijos e hijas a la Escuela. Hoy también en España se tendría que reconocer más el gran esfuerzo que realiza la sociedad en materia educativa, y alguien tendría que insistir mucho, repitiéndoles sin cesar a bastantes alumnos y alumnas que aprovechen las oportunidades que tienen, que comparativamente son privilegiados y no deben desaprovechar su ocasión.

Nunca se ha invertido tanto en educación como ahora, ni nunca los centros educativos han estado tan bien dotados, ni nunca ha habido un profesorado tan bien preparado como en estos momentos,… Nunca nadie ha tenido tantas oportunidades de todo tipo para poder prepararse adecuadamente en los aspectos académicos, humanos y laborales. Y en consecuencia, muchas de las cosas que se dicen sobre el fracaso escolar son meros pretextos, utilizados a veces con fines poco honestos. Hay que decir la verdad, reconociendo las dificultades, pero instando al esfuerzo, hablando a los afectados con franqueza, sin paternalismo, en positivo.

EscuelaEl fracaso escolar existe, es una verdad incuestionable. Pero situémoslo en su verdadera dimensión. Exagerando la realidad no conseguimos nada, todo lo contrario. Y vale de reiterar los  argumentos de siempre, como si poco o nada se estuviera haciendo y consiguiendo. Intereses diversos, entre ellos los políticos, hacen que no se perciban con claridad los avances, que todo se cuestione constantemente, que todo se presente como un completo fracaso,…  Con frecuencia todo se argumenta y se resuelve echándole la culpa a otro, y por supuesto exigiendo siempre más recursos. Más recursos, hasta dónde, hasta cuándo,… Esta permanente huída hacia adelante nos perjudica a todos y no nos permite enfocar adecuadamente las cuestiones y, sobre todo, las responsabilidades. Y este hecho es demoledor, en España y en cualquier otro sitio.

Terminaré diciendo que el primer nivel de responsabilidad está en la familia, y todo lo que no sea partir de esta base es un fraude. Que la familia tiene problemas,… ayudemos a las familias. Pero las familias en primera línea. Luego, los Centros. No al revés. Y con todos, las Instituciones. Lo dice Obama: “El Estado te puede ayudar, pero somos nosotros los que tenemos que labrarnos nuestro destino día a día”. Totalmente de acuerdo.

 

Postdata: Tiene narices que ahora tengamos que citar como modelo de planteamiento valiente al Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Puede que este hombre consiga más con sus discursos en pocos años que otros en décadas y décadas.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: