AL PÁJARO SE LE CONOCE POR LA CAGADA.

 

Cada vez me molestan más las descalificaciones globales que se suelen escuchar y leer con una sorprendente frecuencia. Descalificaciones de las personas, individual o colectivamente. Descalificaciones, insultos, humillaciones, calumnias,… En este sentido y en la parte alícuota que me pueda corresponder me siento cada vez más fracasado. Creo en los valores, en las buenas formas, en el buen talante,… y lo que con más frecuencia se produce es todo lo contrario. He luchado y lucho por desarrollar en profundidad la democracia. Pero lo que observo como pauta más generalizada es todo lo contrario: La descalificación, el insulto y la chabacanería. ¿Alguien en serio se puede creer y nos puede hacer creer que este abuso indiscriminado se inscribe en la libertad de expresión, libertad de expresión individual y colectiva?. Yo creo que no. Se podrá decir lo que se quiera, pero todo este orden de cosas no tienen ninguna justificación.

Lo malo del caso es que lo dicho afecta cada vez más a todos los sectores y grupos sociales. Son pocas las excepciones, por activa o por pasiva, o por las dos cosas a la vez. Compruebo asiduamente que tanto el mundo de la política como de los medios de comunicación rivalizan en una pugna cada vez más grosera, a ver quién dice las mayores barbaridades, de quien sea y como sea. Y es inaceptable que unos y otros lo intenten justificar en valores y derechos democráticos. Bajo ningún concepto. Luego los unos y los otros intentan pontificar siempre sobre los demás.

Manual de urbanidad ciudadana: Ducharse y, sobre todo, lavarse la boca.

Manual de urbanidad ciudadana: Ducharse y, sobre todo, lavarse la boca.

Vienen estas líneas a raíz de un escrito firmado por Arturo Pérez-Reverte, titulado “Esa gentuza”, y que califica así a los Diputados y Diputadas del Congreso. Aunque no nos menciona, me imagino que en el título quedamos incluidos también los Senadores y Senadoras.

Dice que no pocos Diputados salen del Congreso “arrogantes y sobrados”, calificados todos ellos a la vez de ‘oportunistas advenedizos’ con el agravante que algunos de ellos ni ‘tienen el bachillerato’, ni ‘han trabajado en su vida’. Arturo Pérez-Reverte añade que los Diputados a su vez desconocen lo que es madrugar para fichar a las nueve de la mañana, andando por la vida ‘sin escrúpulos y sin vergüenza’.

Lo que sigue deseo citarlo literalmente para que el lector de este blog comprenda el sentido del escrito y lo que el señor Arturo Pérez-Reverte piensa de los Parlamentarios: “Y en cada ocasión, cuando me cruzo con ese desfile insultante, con ese espectáculo de prepotencia absurda, experimento un intenso desagrado, un malestar íntimo, hecho de indignación y desprecio. No es un acto reflexivo, como digo. Sólo visceral. Desprovisto de razón. Un estallido de cólera interior. Las ganas de acercarme a cualquiera de ellos y ciscarme en su puta madre”.

Me imagino que como le parece excesivo lo que acaba de escribir y quiere buscarse algún pretexto, alguna coartada que le disculpe, añade. “Sé que esto es excesivo. Que siempre hay justos en Sodoma. Gente honrada….”  Pero no crean que afloja el escrito, sino que entre otras muchas lindezas y exabruptos, continua calificando a los Diputados (y supongo que de igual manera nos incluye a los Senadores) de “analfabetos irresponsables y pagados de sí mismos”.

Éste es un caso. Como él hay a miles y miles en todos los órdenes de esta sociedad internacional supuestamente cada vez más libre, más tolerante y más abierta. Vamos, que es como para fotocopiar este escrito del señor Arturo Pérez-Reverte, publicado en el XLSEMANAL, Magazine-firmas, con el epígrafe ‘Patente de corso’, y el titular “Esa gentuza”… y entregarlo en las aulas de secundaria obligatoria para que nuestros alumnos y alumnas tengan elementos de conformación sobre quiénes son los Padres de la Patria, para que lo comenten como cualquier otro texto, para que aprendan vocabulario y se impregnen de valores, buenos modales y talante democrático. Yo si estuviera en estos momentos en el Instituto, no duden que lo haría.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: