LEYENDO A RAFAEL VERA.

 

En los años ochenta, de 1982 a 1989 fui Senador. Dos Legislaturas. Y entre otros menesteres estuve en las Comisiones de Defensa e Interior. En ésta última conocí, entre otros, a José Barrionuevo, José Luis Corcuera y a Rafael Vera. Ahora vuelvo a estar en Interior.

Rafael Vera y José Barrionuevo

Rafael Vera y José Barrionuevo

Los conocí personalmente, los vi trabajar y creo que hicieron con honestidad su trabajo institucional. En su día escribí bastante en prensa local sobre todo lo referente a los GAL y a los juicios contra Barrionuevo y Vera, entre otros. Lo que pensaba y pienso está en aquellos artículos de opinión. Hoy, con bastantes años más encima, con mayor conocimiento de la realidad, y viendo como van las cosas en general,… me ratifico más que nunca en lo que dije en aquellos escritos de opinión. Es más, lo dije entonces y lo repito ahora: Llegará algún día que se revisarán aquellos juicios, de igual manera que estoy convencido de que la historia juzgará muy duramente a los inquisidores de aquel momento y a aquella prensa que sólo tuvo un objetivo: acabar con Felipe González como fuera y, como decían ellos, con el Felipismo. Y a partir de esa revisión es cuando se verán las auténticas cloacas no del Estado sino de la Democracia. Porque es así, utilizando vilmente los principios de la Democracia, los conversos los utilizaron (y los utilizan) con habilidad para amasar la mierda en las cloacas de la Democracia.

Escribo estas líneas con ganas, con auto-afirmación, al leer en Vanity Fair (número 10-junio-) un reportaje sobre Rafael Vera, al que admiro y respeto.

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: