DE PARADOJAS TAMBIÉN SE VIVE.

 

SenadoFue una mañana de paradojas. Los portavoces defendían sus puntos de vista con contundencia, a veces con dureza. Por el contenido de las argumentaciones no se deducía que pudiera alcanzarse algún tipo de acuerdo. Lo significativo era que los mismos grupos ya habían firmado la correspondiente enmienda transaccional. La lógica decía que unos no estaban de acuerdo con los otros, pero, al final, sí estaban de acuerdo…. Ésta es la razón por la que el Presidente Javier Rojo comentó, con una cierta dosis de ironía, lo que sigue: “Están de acuerdo sin estar de acuerdo”. El Senador turolense Ángel Lacueva apostilló: “Una paradoja”. Sí, fue un Pleno con bastantes paradojas.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: