HANS SE DIRIGE A WANDERNBURGO

 

Foto

Se extendió la niebla por el llano. En la ciudad, pocos se atrevieron a deambular por sus calles. Era ya avanzada la hora. Alguno, resistente, portaba el pendón de los orígenes. 

Lejos, en la Villa, un cristiano converso movía sus piezas de ajedrez convencido de que todo podía seguir igual. El viento silbaba con fuerza. Los vigías custodiaban desde las altas almenas del castillo…

Hans se dirigía a Wandernburgo. Se iba a entrevistar con él, con F.

Pregunta:  ¿De qué Villa se habla en la narración?.

Respuesta: ……………………………………………………………..

 

SERIE IV – Misterios

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: