EN LOS PIES DE XAVI HERNÁNDEZ.

 

La obsesión del Manchester es que el cerebro del Barça no mueva el balón.

916.Xavi HernándezInsomne, Luis Aragonés regaló anécdotas y reflexiones durante las noches de la Eurocopa en Neustift que deberían haber sido grabadas y convertidas en libro de texto para las escuelas de formación de jugadores. Una de ellas, se arrancó hablando de Schuster y acabó en Xavi. Decía que en el Atlético, cuando Schuster cogía la pelota, él, en el banquillo, pensaba: “A la izquierda. Y el alemán tocaba a la izquierda. Arriba. Y el alemán buscaba a Futre”. Con Xavi no era así: “Con Xavi, cuando pienso una cosa, no me da tiempo porque él ya ha jugado. Normalmente, además, ha hecho algo mejor de lo que yo había pensado”.

Ferguson sabe que la final de la Copa de Europa está en los pies de Xavi, Anderson, Park, Carrick o Rooney. O todos a la vez. Pero que Xavi no la toque. El objetivo del Manchester, por encima de todo, antes incluso que frenar a Messi, es ahogar a Xavi. Que no la pueda tocar. Si Xavi no juega, no juega el Barça; y con frecuencia no basta con uno. Pero Ferguson lo tiene claro: empezará a ganar el partido si desconecta a Xavi. Claro que esa idea la tuvieron este mismo año Joachim Low en Viena -y España ganó la Eurocopa-, Caparrós en Valencia con el Athletic -y el Barça ganó la Copa del Rey- y también la imaginó como solución para sacar adelante el clásico Juande Ramos, pero al Madrid le cayeron seis goles.

“No tuve la suerte de participar en París”, recuerda Xavi, que probablemente ha visto más vídeos del Manchester United que el mismísimo Guardiola. Pese a todo, y como siempre, la cabeza fría y el corazón caliente. “Controlar las emociones será muy importante”, asume el volante. Tan importante, seguramente, como dar ritmo al balón: “Pensar rápido, eso es lo que tenemos que hacer. La fluidez del pase será fundamental”, dice buscando las claves al partido. Y resume: “Hemos de agredir al Manchester… deportivamente”.

Dispuesto a agredirle moviendo la pelota o a balón parado, Xavi ha intensificado los ensayos en los lanzamientos directos de falta. Sin Alves, no sólo pierde el Barça al cohete por la banda derecha, sino también a un lanzador de faltas. Después de reventar la escuadra de la portería de Gorka Iraizoz en Valencia, Xavi ha ganado confianza a balón parado. Por eso, cada día, dicen que por propia iniciativa, se ha quedado a pegarle desde la frontal. “Está fino”, dicen del medio. “Pero también está Touré, que la rompe, Messi las tira muy bien… Hay gente”, avisa Xavi. Lo que tiene claro es que no vale la pena ensayar penaltis. “Es una tontería. La tensión del partido no existe en los entrenamientos. Normalmente, soy uno de los encargados de tirarlos, así que si tengo que tirar, no habrá problema”, advierte.

Por el contrario, el equipo de Josep Guardiola ha trabajado mucho las jugadas tácticas. Comparece con dos faltas preparadas especialmente para este partido y otros tantos saques de esquina dispuestos para buscarle las vueltas a los de Ferguson. “Si no somos más fuertes, seremos más listos”, advierten desde el cuerpo técnico, conscientes de que la diferencia de centímetros juega en contra de sus intereses.

Xavi debutó en Europa con el Barça en Old Trafford, el 16 de septiembre de 1998. Es el futbolista que más veces ha defendido en competición europea la camiseta del Barça. Xavi es el estilo del Barça por definición. Dice Pep que lo perdonaría todo menos acabar el partido sin haber sido fieles a su estilo, a la idea de juego que defienden desde que cogió las riendas del equipo en agosto. Y eso pasa por que Xavi ponga Roma a sus pies.

[CITA. EL PAÍS. Deportes. 27.05.09]

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: