RESTAURADO, EL ANTIGUO PUENTE DE TABLA FORMA PARTE DEL PARQUE UNIVERSIDAD. (II).

 

Huesca hoy:  El Puente de Tabla sobre el río Isuela.

Huesca hoy: El Puente de Tabla sobre el río Isuela.

El río Isuela al que hace referencia Lourdes Cabrero está hoy profundamente transformado a su paso por la ciudad de Huesca. El Puente de Tabla que tantas veces traspasó Lourdes en sus años mozos hoy forma parte de un recién construido parque, en pleno corazón del Campus Universitario Oscense.

Donde hace décadas había fértiles huertas, en la actualidad existe una magnífica zona verde. Un parque en el que el Ayuntamiento de la ciudad ha dado cabida a los elementos estructurales básicos de lo que en otros tiempos constituyó la esencia de las huertas. Elementos tales como acequias, balsas, pozos, caminos,… y de forma muy especial los árboles característicos de la Hoya de Huesca: Higueras, membrilleros, litoneros, granados, algarrobos, almendros, olivos,…

Abunda el agua, pero es agua depurada procedente de la piscina pública Almériz, agua que sirve para regar todo el parque y constituye la base de la gran alberca central. Existe un extraordinario pozo árabe, de una antigüedad calculada en unos mil años. Merece la pena conocerlo.

Y el Puente de Tabla, ayer abandonado, hoy restaurado, constituye uno de los puntos de paso y vertebración entre ambas orillas del río. Su restauración y reubicación ha sido muy apreciado por los oscenses, como se comprenderá muy especialmente por las personas mayores, que fuimos quienes disfrutamos las orillas de tierra y hierba de aquel entonces. Seguro que como Lourdes.

Tanto el río Isuela como el Parque Universidad constituyen dos de los grandes ejes del Campus Universitario Oscense. A ello hay que  sumar las distintas infraestructuras deportivas, el Paseo de la Ronda Montearagón y las Plazas Mosén Demetrio Segura y de la Constitución Española.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: