LA PELÍCULA “DÉJAME ENTRAR” DEBES IR A VERLA, Y PREPÁRATE.

 

Déjame entrar, una película sueca del director Tomas Alfredson. Viene precedida de un gran apoyo de la crítica cinematográfica. David Broc, Fausto Fernández y Desirée de Fez consideran esta película como imprescindible de ver. Por su parte, J. Batlle Caminal, Antonio Trashorras y Pere Vall consideran que no nos la debemos perder de ver. Sólo Jesús Palacios le da un “se deja ver”.    [Revista cinematográfica FOTOGRAMAS. Sección “La opinión de nuestros críticos”]. Yo también le doy un “debe ir a verla y prepárese”.

dejame-entrar-b[1]Guillermo del Toro, uno de los directores especialistas en cine esotérico y de fantasía, califica a Déjame entrar como “un cuento de hadas glacial, tan delicado, atormentado y poético como nunca lo has visto“. Por su parte, el diario EL PAÍS dice que se trata de “una pequeña pieza de orfebrería, la mejor película de Sitges, de lejos“. El Periódico de Cataluña va más allá y habla de “una de esas maravillas que logrará traspasar el umbral del tiempo“. Yo también lo creo.

No voy a contar casi nada de la película. Tomaré literalmente de la revista FOTOGRAMAS la muy esquemática síntesis de su historia: Oskar (Käre hedebrant) tiene doce años y sufre acoso escolar. Su deseo de tener un amigo parece cumplirse al conocer a Eli (Lina Leandersson), una niña que acaba de mudarse. Sin embargo, Eli está rodeada de misterio: Seria, pálida, sólo se la ve de noche y no parecen afectarles las heladas temperaturas. Recuerde que le he dicho antes que ésta es una muy esquemática síntesis de la historia.

Por cierto, que me resulta muy complicado aceptar que, como dice Guillermo del Toro, Déjame entrar sea un cuento de hadas, por mucho que le añada el calificativo de glacial. Por cierto, que Tomas Alfredson, el director de la película, cuenta que las escenas de noche en el parque donde se reúnen Oskar y Eli se rodaron a unas temperaturas de 30 grados bajo cero aproximadamente. Puede que lo de glacial proceda de esto. O que no todos tengamos el mismo concepto sobre las hadas.

Querido amigo de este blog: Ve a verla, y prepárate. Yo estuve ayer por la tarde, 15 de mayo, viéndola. En la sala estábamos, conmigo, cinco personas. Debemos conseguir a través del boca a boca que esta película sea conocida por muchas personas. Por cierto, que nunca mejor dicho lo de boca a boca…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: