“DOCTOR, MI MARIDO ESTÁ GRAVE”. [Chiste de bata blanca].

 

Se trata de un matrimonio. La mujer está muy preocupada porque encuentra a su marido muy alicaído, desganado,… lleva así mucho tiempo y piensa que le puede estar ocurriendo algo muy grave.

sonriendo1Lo convence para ir al médico. Llegan a la consulta y la esposa le dice al doctor: “Doctor, mi marido está grave. Come muy poco, prácticamente no habla y al trabajo va con desgana. Si esto sigue así, me temo lo peor”.

El  médico ante la convicción de la mujer decide hacer una revisión a fondo del paciente: “Quítese la ropa, que le voy a hacer una revisión a fondo”. El marido hace lo que le dice el médico, y éste le hace un completo reconocimiento.

Cuando termina, el médico le hace un gesto a la mujer y los dos se van a un lado de la consulta, mientras el paciente se viste. Con gesto de preocupación el doctor le dice a la mujer: “Tiene usted razón. Su marido se encuentra realmente grave, pocas veces he visto un caso tan extremo como éste. Le aseguro que nunca he contemplado una piel tan afectada, una exteriorización tan brutal de la enfermedad, un color amarillo tan intenso,…”.

Al oír esto la mujer le contesta al doctor: “Mire usted que mi marido es chino…”. Y el médico ni corto ni perezoso le replica: “Pues eso le va a salvar”.

[Chiste contado en una comida con mayoría de profesionales sociosanitarios]

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: