“ESTAMOS EN CALATAYUD”, comenta mirando por la ventanilla.

 

Volvemos de los respectivos Plenos, del Congreso de los Diputados y del Senado. Vamos leyendo prensa. Hemos pedido de todo, para luego ir pasándonosla. Alguien pide Expansión, otro La Vanguardia, lo hay quien, ante la alusión de la portada a que el Real Madrid podría contratar a Cesc Fábregas, reclama el AS. Lógicamente, se solicitan los demás medios, los habituales en este caso.

ave41En un momento determinado, Marta Gastón Menal le dice a Margarita Périz Peralta: “¿Me pasas El Mundo?“.

– “¿Todo?”- le responde Margarita Périz, Marga para los allegados. Y antes de que pueda replicar Marta, Ángel Gracia Lucia, que va mirando el paisaje, dice ajeno al intercambio de frases: – “Estamos en Calatayud”.

Jose María Becana Sanahuja, que no cesa de hablar por el móvil, muy atento a su vez a la conversación que llevamos los demás sin perder ripio, hace el balance de lo dicho, subrayando en la reiteración la contradicción del todo: “¿Me pasas el Mundo?,…¿Todo?…Estamos en Calatayud.

Todos nos echamos a reír. Viene a ser ese momento de distensión, de relajación, tan necesario para las personas cuando han estado sometidas al ritmo y  presión del mundo de la política y de la gran ciudad. Y hablando del mundo, bromeamos porque yo les digo que cuando cuente todo esto en el blog, me apearé de El Mundo para subirme a El País. Pero no me dejan.

Jesús Martínez Herrera, nos sigue con gesto condescendiente en nuestras simpáticas chanzas.

El viaje está terminando y no puedo evitar hacer un comentario muy habitual cuando viajo en Alta Velocidad: “¡Qué difícil es ahora poder disfrutar del paisaje!”. Margarita asiente.

Ángel Lacueva Soler, matemático, que tenía previsto venirse con todos nosotr@s, se ha quedado en Madrid unas horas más por alguna historia de la Comisión de Economía. Seguro que se lo hubiera pasado muy bien en este viaje en el AVE  Madrid-Zaragoza.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: