HABLANDO DE LA DEUDA DE LOS AYUNTAMIENTOS.

 

He esperado varios días para escribir este reseña desde que el Ministerio de Economía y Hacienda hiciera públicos los datos de deuda de todos los Ayuntamientos españoles (y de otras instituciones). Como se comprenderá de todo ello, me han interesado los datos de los Ayuntamientos aragoneses.

He esperado para que a partir del análisis de los datos mencionados el poder leer y/o escuchar los comentarios que se fueran produciendo, en tertulias de radio, en editoriales de periódicos escritos, en páginas web, en blogs, en tribunas de opinión, en cartas al director,… Aunque todavía hay tiempo para que lo que acabo de expresar pueda tener su expansión, voy a decir unas pocas cosas que me parecen obvias y necesario decirlas.

Huesca. Vista parcial del Campus Universitario oscense.

Huesca. Vista parcial del Campus Universitario oscense. Al fondo, el barrio del Perpetuo Socorro. A la derecha, Plaza de Toros.

Como ya comente en la Memoria de Alcaldía a los Presupuestos Municipales para el año 2009, el Ayuntamiento de Huesca en materia de deuda, lo diré con satisfacción, tiene una salud envidiable. En concreto afirmaba lo siguiente: “El Ayuntamiento de Huesca está en el 35,51  por ciento de deuda sobre recursos no financieros, muy lejos del máximo permitido del 110 por ciento”.

En el mismo orden de cosas, los datos del Ministerio de Economía y Hacienda nos revelan que el Ayuntamiento de Huesca tiene una deuda razonable, estudiando comparativamente desde parámetros diversos, el conjunto de Ayuntamientos, especialmente los aragoneses.

[Diré, con conciencia de lo que digo y con responsabilidad, que un Ayuntamiento debe contemplar el endeudamiento como un elemento estratégico importante del conjunto de decisiones a tomar].

Y así, la deuda de los Ayuntamientos de capitales aragonesas y de algunos de la provincia de Huesca arrojan los siguientes datos (a 31 de diciembre del 2008):

Ayuntamientos de: ZARAGOZA, deuda de 690 millones de euros. TERUEL, 41,8 mill. euros. HUESCA, 14 mill. euros. MONZÓN, 13,9 mill. euros, JACA, 12,6 mill. euros.

Siguiendo con la comparativa, veamos la repercusión de la deuda por habitante en distintos Ayuntamientos de España, entre ellos los ya mencionados:

MADRID, 2.080 euros por habitante. VALENCIA, 992 euros/hab. BARCELONA, 476 euros/hab.

ZARAGOZA, 1.036 euros/hab. TERUEL, 1.191 euros/hab. HUESCA, 275 euros/hab. MONZÓN, 830,9 euros/hab. JACA, 955 euros/hab.

Por si ha pasado desapercibido: HUESCA, 275 EUROS POR HABITANTE.

 

EN RESUMEN:

Uno, tenemos una deuda razonable.

Dos, muy lejos del tanto por ciento máximo legalmente exigible en materia de recursos no financieros (110%).

Tres, de una cuantía similar a la deuda (a los bancos) de otros muchos Ayuntamientos aragoneses y no aragoneses, de mucha menor población.

Cuatro, la repercusión de la deuda sobre cada habitante es significativamente muy inferior a la repercusión que en otros muchísimos Ayuntamientos, desde los de poblaciones muy superiores a la de Huesca hasta otros muchos con bastante menor población.

 

EN RESUMEN BIS.

Ayuntamiento de Huesca

Ayuntamiento de Huesca

¿La situación del Ayuntamiento a fecha de 31 de diciembre del 2008, y a fecha de hoy, es la situación de un Ayuntamiento en bancarrota?. ¿Está el Ayuntamiento de Huesca en una situación de quiebra?. RESPUESTA: No. Y no voy a insistir en esta cuestión porque no merece la pena.

El Ayuntamiento de Huesca, como el resto de Ayuntamientos, de Instituciones, entidades y empresas,… de España, hemos venido padeciendo limitaciones en materia de liquidez. Ese es un hecho, y la crisis financiera un hecho todavía más cierto. Pero repito, no voy a seguir insistiendo, porque ya me lo decían desde que era un crío: No hay más sordo que el que no quiere oír, o más ciego que el que no quiere ver.

Terminaré diciendo que al tratamiento que el Ayuntamiento de Huesca ha dado a su política de contención y reducción de deuda hay que sumar la evidente capacidad de gestión que tiene el Consistorio oscense. Y para comprobarlo no hay más que salir de casa, pasear por la ciudad y ver lo que se ha hecho y lo que se está haciendo. No dejes que te lo cuenten, ni que te lo interpreten. Ve tú a verlo. Saca tu propia conclusión.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: