FRENTE AL INCIVISMO DE UNOS POCOS, LA SOLUCIÓN RADICA EN LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA DE LA MAYORÍA.

 

[Fiesta de la Convivencia Ciudadana. Barrio de San José. Palabras del Alcalde.]

 

Una de las cuestiones que más me ha llamado la atención y a su vez que más me ha interesado de lo dicho en los primeros actos de las fiestas de San José han sido las palabras de su presidenta, Doña María Pilar Lapieza, haciendo referencia a la necesidad, a la conveniencia de que los vecinos y vecinas del barrio colaboren con la directiva en las cuestiones propias de la actividad ciudadana, en este caso del Barrio de San José. Me ha llamado la atención, y me ha interesado oír decir a Doña María Pilar, que la directiva de la Asociación tiene poco sentido sin una participación amplia de vecinos y de vecinas.  Es una opinión realmente acertada. Y quiero destacarlo en este acto de convivencia ciudadana, porque me parece muy significativo y, en definitiva, una propuesta verdaderamente democrática.

Huesca. Universidad. Plaza Constitución. Vista de noche.

Huesca. Universidad. Plaza Constitución. Vista de noche.

Por eso lo digo aquí, en esta fiesta de convivencia ciudadana, en la que os reunís las directivas de las distintas Asociaciones de Vecinos de la ciudad de Huesca. Acompañáis, en este caso, a la directiva del Barrio de San José y compartís sus alegrías y también sus preocupaciones. Si bien, como dijo Doña Pilar en el acto de despedida y presentación de Mairalesas, el tiempo de las fiestas es un tiempo para disfrutar. Siempre queda el resto del año para exponer las reivindicaciones y las propuestas.

Pero yo quiero aprovechar este momento para expresar lo que hoy ya es una preocupación colectiva del mundo urbano en general: Que no es otra cosa que todo ese conjunto de principios básicos de convivencia que con frecuencia se ven alterados en el devenir diario. Es verdad que alterado por eximias minorías que practican actitudes y actos incívicos, alterando y perjudicando el normal desarrollo de la convivencia ciudadana.

Basta con leer los medios de comunicación para constatar la preocupación de las Instituciones al respecto, principalmente de  los Ayuntamientos. Y desde una perspectiva social, hablar con los representantes de las entidades ciudadanas, especialmente de las Asociaciones de Barrio, es  escuchar con frecuencia las mismas quejas.

Huesca. Bosque de las Olas. Horóscopo Celta.

Huesca. Bosque de las Olas. Horóscopo Celta.

Las ciudades se están viendo afectadas por comportamientos incívicos que van unas veces contra las personas, otras contra los bienes patrimoniales privados y en otras, la mayoría de las veces, contra los bienes públicos. Allí están todo tipo de hechos y situaciones que tienen que ver con las agresiones a personas, las actitudes amenazantes, los robos, con la circulación de bicicletas por las aceras,   el tránsito de vehículos a grandes velocidades, emitiendo todo tipo de ruidos,  los grupos vociferantes a altas horas de la noche por las vías urbanas, las pintadas que manchan y emborronan todo tipo de inmuebles, los destrozos de mobiliario urbano, la necesaria utilización de la correa y el bozal en el caso de los perros, la recogida de los excrementos de los mismos, etcétera.

Todo lo dicho anteriormente nos preocupa a la mayoría, individual y colectivamente. Las Instituciones , y especialmente los Ayuntamientos, se están proveyendo de los instrumentos legales que les permitan actuar de forma eficaz frente a los actos incívicos de todo tipo.

 En la ciudad de Huesca disponemos de determinadas normas al respecto. En las últimas semanas hemos aprobado la denominada Ordenanza de la Ciudadanía, introduciendo aspectos que tienen que ver con nuevos comportamientos y adaptando a la realidad actual otros aspectos, teniendo en cuenta especialmente dos dimensiones diferentes del problema, pero que van encaminadas a conseguir lo importante, es decir, el corregir dichos comportamientos. Estos cambios irían en unos casos en la línea coercitiva, especialmente a través de las multas, y por otro insistiendo en la necesidad de la educación para la ciudadanía como un instrumento muy importante para conseguir lo que se desea.

Huesca. Parque Miguel Servet. Zona nueva. Zona de invierno.

Huesca. Parque Miguel Servet. Zona nueva. Zona de invierno.

Pero dicho todo esto, la realidad nos dice que no es suficiente con que existan unas normas, siéndolo en sí mismas muy importantes. Sino que es de capital importancia la participación ciudadana para conseguirlo. Puede haber quien piense que para resolver todas estas cuestiones ya están las Instituciones, que son ellas las que lo deben asumir. Y es verdad que las Instituciones deben liderar todos estos procesos,  reglamentarlos, … pero, reitero, ello no es suficiente: Se deben implicar todos los niveles ciudadanos para conseguirlo. El director de El Periódico de Aragón escribía en este pasado domingo, día 15 de marzo, ” existen fórmulas para incentivar la creación de esa conciencia civil que entienda el patrimonio común como un acervo colectivo a proteger”.

Jaime Armengol insistía en que “la meta radica en lograr que cada ciudadano se sienta miembro de un cuerpo social y se identifique con el todo para lograr los objetivos que acabe viviendo como suyos, pues le beneficiarán individualmente sólo si el éxito es conjunto”. El director de El Periódico de Aragón basándose en la experiencia del “voluntariado de la EXPO” plantea que incluso “podría explorarse una fórmula para crear equipos de vigilancia ciudadana, que alertarían de los problemas de abandono o de abuso a medida que se fueran detectando”.

Es una propuesta, puede que discutible, pero nunca descabellada. Lo que sí sé como totalmente cierto es que en todo este tipo de cuestiones si sólo son los Ayuntamientos los que se tienen que hacer cargo de la solución, la dificultad es mucho mayor y las probabilidades de éxito no muy grandes. Estoy totalmente convencido de que se deben implicar el conjunto de entidades ciudadanas existentes, valga la redundancia, en la ciudad y por supuesto, fundamental, la implicación de cada individuo, de cada persona.

Sobre todo esto tenemos que hablar. Tenemos normativas, tenemos policía local, pero nos falta una verdadera implicación ciudadana en toda esta problemática. Los problemas los conocemos de sobra. Las formas de atajarlas, también. Lo que hace falta es vertebrar el sistema y la colaboración de todos y todas para conseguir los objetivos que la inmensa mayoría de la sociedad queremos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: