LIBROS: 2.- LOS MORISCOS DE LA CIUDAD DE HUESCA. Una convivencia rota.

 

logoparaune1Esta tarde se presentará el libro de investigación histórica “Los moriscos de la ciudad de Huesca. Una convivencia rota”, del historiador altoaragonés Ánchel Conte Cazcarro. Se trata del número 58 de la Colección de Estudios Altoaragoneses, publicada por el Instituto de Estudios Altoaragoneses, de la Diputación Provincial de Huesca. Año 2009. La presentación tendrá lugar en la sede del IEA.

A la espera de poder acudir a la mencionada presentación vaya por delante el siguiente comentario editorial:

“Los moriscos de la ciudad de Huesca: una convivencia rota”.
Por Ánchel Conte Cazcarro

La comunidad morisca de Huesca supone la pervivencia en la ciudad de la antigua comunidad mora, si bien el obligado bautismo en el primer cuarto del siglo XVI significó la pérdida de la personalidad jurídica y religiosa que regía su vida desde fines del siglo XI. Hasta su expulsión, que en Huesca tuvo lugar definitivamente en 1610, los moriscos serán unos oscenses más desde el punto de vista legal, pero su realidad es la de una minoría marcada y con frecuencia acosada, especialmente por las instituciones religiosas y la Inquisición; será la Iglesia en último extremo la responsable de la expulsión. La población -más numerosa de lo que tradicionalmente se ha venido afirmando-, la clara estratigrafía social -con una aristocracia minoritaria pero muy poderosa y una mayoritaria clase media de artesanos-, la intensa actividad económica en los ramos del comercio, el metal, la alfarería, el cuero, la agricultura y la construcción, pero también las grandes operaciones especulativas llevadas a cabo con la alta nobleza y el clero por las dos familias.

[Comentario publicado en http://www.iea.es/000_estructura/index.php?id=1611&categoria=5&articulo=10748&pag=10 ]

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: